Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 22 mayo 2017
Te explicamos las variedades de este alimento que debes evitar antes y después del entrenamiento y cuáles te aportarán beneficios en cada momento

No te equivoques de fruta

¿Son todas las frutas buenas antes de entrenar? ¿Y después para recuperar? Este alimento aporta grandes beneficios pero hay que saber diferenciar el momento en el que se deben tomar. Su aporte en vitaminas, agua y azúcar son fundamentales para un deportista. Ese aporte de azúcar es el que determina el tipo de frutas a escoger para un entrenamiento o una competición.

 

[Img #23803]

 

 

Hay que apuntar un error habitual que cometen muchos triatletas. Es preferible ingerir una o varias piezas de fruta a tomarlas en zumo, ya que esta segunda opción supone la entrada en nuestro organismo de una excesiva cantidad de carbohidratos en muy poco tiempo, lo que puede influir en la aparición de [Img #23804]molestias estomacales. Un estudio encontró que beber fluidos antes del ejercicio estaba asociado con el flato. De manera más concreta, los zumos de frutas parecieron causar este problema con mayor frecuencia.

 

Tirada larga, bajo índice glucémico en la fruta

 

Así, si vamos a realizar una sesión larga de entrenamiento, será preferible no ingerir frutas que contengan un alto índice glucémico, ya que estos se absorben con mayor rapidez. Por tanto, no serán recomendables la sandía, el melón, el melocotón, los albaricoques o los kiwis.

 

[Img #23805]

 

 

Por el contrario, si la sesión es corta, deberíamos evitar la fruta con bajo índice glucémico, como la manzana, las fresas, las cerezas, la naranja, la pera o el pomelo, ya que se metabolizarán una vez que hayamos concluido nuestra rutina [Img #23811]de entrenamiento, no aportándonos energía.

 

   Asimismo, independientemente de la rutina de entrenamiento que tengamos planificada deberíamos descartar aquella fruta que no se encuentre madura, debido a que implica una mayor dificultad en su digestión, así como aquella otra que pueda producir efectos laxantes en nuestro aparato digestivo.

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress