Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DDT
Martes, 9 mayo 2017
Había quedado a las 7 de la mañana con sus compañeros Trillebeig pero no se levantó y evitó el atropello de la conductora drogada y borracha que acabó con la vida de sus amigos

Un triatleta de 16 años salvó la vida por quedarse dormido

Todas las historias y en especial las tragedias tienen acontecimientos que las hacen más impactantes. Cuando un vuelo se estrella después aparecen casos de personas que se salvaron porque llegaron tarde al aeropuerto o porque decidieron cambiar de vuelo en el último momento.

 

En la tragedia de los ciclistas fallecidos el ser atropellados por una conductora drogada con cocaína y que triplicaba también la tasa de alcohol también tiene un caso de un joven ciclista que ha vuelto a nacer por quedarse dormido.

 

[Img #23558]

 

Dani, de sólo 16 años, tendría que haber salido a entrenar con sus  compañeros por las carreteras que separan Jávea de Denia, pero se quedó dormido y no acudió a la cita con sus compañeros del club de triatlón.

 

Dani había quedado con sus compañeros y amigos a las 7 de la mañana para disfrutar de sus pasión y cuando se produjo el accidente, a las 8:30, todavía seguía durmiendo en un sueño que al despertarse se iba a convertir en tragedia, pero que por suerte para él le permitió seguir viviendo. “Iba a salir con ellos para su ruta. Había quedado a las siete de la mañana, pero no me he puesto alarma y me he dormido. Eso me ha salvado la vida”, comenta el joven triatleta.

 

Dani sabe que si no se llega a quedar dormido es muy probable que hubiese muerto. El triatleta de 16 años se levantó a las 9:30 y se enteró de todo lo sucedido horas después. “A lo mejor si hubiera acudido, ahora estaría muerto. Me levanté a las 9:30 y decidí ir a Ondara a ver una prueba de bici de montaña y allí me enteré del accidente por un policía. Sentí angustia y tristeza. He perdido a un entrenador y a un amigo”, comenta el joven deportista.

 

[Img #23559]

 

Un triatleta salvó la vida al tirarse a la cuneta

 

Jaime Escorral, presidente del Trillebeig, narró que su instinto le hizo tirarse a la cuneta y gracias a esa acción pudo salvar la vida. Jaime Escoral tuvo mucha suerte ya que el compañero que iba en ese momento a su lado, Eduardo Monfort, no corrió la misma suerte y falleció en el acto. Jaime, en un primer momento, no sabía que los hechos había sido tan graves y como narran los policías que les socorrieron comentaron que sólo preguntaba por su amigo. “Me falta uno, me falta uno. ¿Dónde está Edu? Minutos después recibió el golpe más duro de su vida, su amigo Edu había fallecido y nunca más podría volver a disfrutar de su pasión junto a él.

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress