Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 7 marzo 2017
La triatleta neozelandesa Suzanne Stokes acabó en Nueva Zelanda en 16:59.54 y no fue descalificada pese a ser ayudada en los últimos 100 metros

Un sueño en 6 segundos

6 segundos pueden ser nada o todo un mundo. En ese estrecho margen de tiempo puede decidirse la mayor alegría de tu vida o la mayor decepción. Ser finisher y colgarse una merecida medalla ironman o caer rendido en la decepción por la falta de premio a un brutal esfuerzo.

 

 

 

 

Así debió pensar la neozelandesa Suzanne Stokes, que consiguió colgarse la medalla en el Ironman de Nueva Zelanda por sólo seis segundos, al entrar en meta en 16:59.54. La triatleta participaba dentro del grupo de edad 55-59 y sus últimos kilómetros en el maratón fueron una auténtica tortura. Sin embargo, Suzanne nunca se rindió y creyó en que sus piernas convertidas ya en alambres serían capaces de acabar con éxito la prueba.

 

 

 

Suzanne Stokes entró antes de las 17 horas que marcaban el límite para ser descalificada, pero recibió la ayuda de varias personas para poder mantenerse en pie en los últimos 100 metros. Esa ayuda es ilegal y debía haber sido descalificada, pero los organizadores del Ironman de Nueva Zelanda decidieron mantener su condición de finisher y le dieron su medalla.

 

 

[Img #22576]

 

[Img #22577]

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress