Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DDT
Sábado, 28 enero 2017

¿Merece la pena adquirir un potenciómetro?

 

Podría empezar describiendo beneficios y argumentos para llegar al final de artículo diciendo si es útil el tener un potenciómetro o no. Pero voy a empezar por ese final afirmando que si tu objetivo es sacarle rendimiento a tu entrenamiento ciclista y/o tener un rendimiento lo más óptimo posible en la competición, invertir en un potenciómetro es una de las mejores inversiones que puedes hacer en tu equipamiento ciclista en estos momentos, en los que ya son más asequibles para el deportista amateur.

 

Un pulsómetro, que debe ser compañero del entrenamiento y referencia junto a la potencia, nos aporta información y nos centra en cómo va nuestro corazón, mientras que el potenciómetro te va a informar y centrar en la demanda de tus músculos.

 

[Img #22168]

 

Hasta un secador de pelo tiene un rango de potencia en el que debe funcionar de manera óptima y unos rangos a partir de los cuales es muy probable que se queme. Pues eso que pasa con cantidad de aparatos eléctricos que funcionan por potencia, le ocurre de manera parecida a tus músculos. Si mantienes mucho tiempo niveles altos de potencia puedes terminar “tostándolas”.

 

No hay que olvidar que lo más importante eres tú, el triatleta. Eres tú el que va a emplear un trabajo para avanzar contra las resistencias que se generan al circular con la bicicleta y en un tiempo determinado. Y es esta relación, trabajo que realizas (W) en un tiempo, lo que denominamos potencia.

 

La cuestión es que esta potencia sea los más consistente posible durante el recorrido y  reducir la gran variabilidad que puede tener la cual puede provocar esa fatiga local excesiva que se va acumulando y va mermando las fuerzas que nos vayan a quedar para la carrera a pie o que necesitamos para entrenamientos de días posteriores.

 

[Img #22169]

 

Las fuerzas fluctúan constantemente debido a terreno, condiciones ambientales, fases del pedaleo, etc,  por lo que llevar un sistema de medida instantáneo y objetivo, como el potenciómetro, te ayudará a optimizar mucho más el trabajo sin demora como pasa en el uso del pulso (tarda en responder y ajustarse) o de la percepción subjetiva del esfuerzo,que cuando te das cuenta ya has gastado un par de cartuchos energéticos.

 

Lo de instantáneo queda claro pero lo de objetivo, ¿Qué es?

 

Pues significa que lo que marca es la objetiva realidad de lo que estás haciendo en ese preciso momento.

 

Si debes hacer repeticiones de X minutos a 280-290  vatios, en el momento que aplicas fuerza al pedal, sabes si estás en lo que debes o no, mientras que la frecuencia cardiaca tarda en ajustarse y cuando llega al rango de pulso marcado, ya llevas 40 segundos de machaque a las piernas. Incluso el pulso varía según la temperatura ambiente, la alimentación, el estrés, etc.

 

Algo que también pasa con el esfuerzo percibido, tardas un poco en darte cuenta de que estás o no en la sensación que debes tener pero la potencia en el momento de hacer fuerza, sale la que es en ese momento.

 

[Img #22170]

 

Esto no quiere decir que deseches el pulso y la percepción de esfuerzo pues son parámetros que junto a los valores de potencia te van ayudar a conocer tu progresión y a analizar el entrenamiento y la competición.

 

 

PULSO Y SENSACIONES SON LAS HERRAMIENTAS DE LA FISIOLOGÍA Y DEL SENTIDO COMÚN QUE TE AYUDARÁN A SACARLE PARTIDO AL POTENCIÓMETRO

 

 

Ahora  que  puede que quieras un potenciómetro ¿Qué potenciómetro buscar?

 

Se podría escribir mucho sobre eso pero siendo reduccionista y directo, comentar que cuanto más cerca tengas el medidor del punto donde generas la fuerza, mejor.

 

Por tanto, hablaríamos de los pedales antes que de las bielas, de las bielas antes que del eje pedalier, éste antes que en los platos y éstos antes que en la rueda. Sin embargo, algunos “potenciómetros de eje de pedalier”, tienen la ventaja de llevar más años en el mercado, y por tanto existe más información e investigación sobre su uso.

 

¿Buscaríamos medidores o estimadores de potencia?

 

Claramente medidores, pues la estimación es algo que supone parte de la información para dar un valor y la medición tiene toda la información para darte el valor. Es decir, un medidor te ofrece un dato real y objetivo mientras que una estimación, no.

 

[Img #22171]

 

Por tanto mejor tener dos pedales que midan y no uno que estime el otro, mejor dos bielas y no una.

 

 

PARA ENTRENAR PUEDES USAR CUALQUIER POTENCIÓMETRO DEL MERCADO Y SI MIDE DIRECTAMENTE EN VEZ DE ESTIMAR, MEJOR.

 

 

Yo tengo medidor  de la marca Powertap colocado en el plato y es muy probable que no me mida lo mismo que los pedales de la misma marca cuya fiabilidad es grande. Pero lo importante es que mi esfuerzo lo mido siempre en el mismo sistema y mis referencias son en ese sistema.

 

Lo más importante siempre es usar el mismo sistema de medición, para analizar y evaluar los datos sin posibilidad de variabilidad al hacerlo con diferentes sistemas.

 

( Ejemplo: aunque tu báscula esté desequilibrada y mide 0.5 kg menos, siempre has de medirte en la misma para analizar los resultados)

 

El día que cambie de sistema, deberé ajustar mis referencias a ese otro sistema o medidor que utilice.

 

Así que, si tienes dos bicicletas y quieres poner a las dos, potenciómetro, lo mejor es que sea el mismo sistema. Si no puedes poner el mismo, deberás sacar las zonas de trabajo con cada uno de ellos. Algo que te pasará también si llevas potenciómetro en tu bici de larga distancia y en la de ruta, pues las posiciones y las geometrías hacen que la distribución de fuerzas sea distinta, y por tanto, esas zonas de potencia puedan variar en cierta medida.

 

[Img #22172]

 

Los medidores de potencia no son algo nuevo, no son una moda, llegaron para quedarse y la diferencia es que hoy en día ya son más asequibles.

 

Aun así, recuerda que el objeto más preciado de tu bici eres tú. Tú eres el que trabaja para optimizar el rendimiento y sacarle partido por lo tanto es bueno invertir en algo que va ayudar a cuidar y a afinar tu máquina fisiológica antes que invertir en reducir 400 grs en un cuadro o comprar unas ruedas que sólo serían eficientes a partir de velocidades que superen los 34 kms/hr.

 

Un saludo a todos y espero que os haya ayudado.

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress