Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 13 enero 2017
En la quinta etapa de la próxima edición se subirá en Alcossebre (Castellón) la durísima subida a la Ermita de Sata Lucía (3,8 kms con pendiente máxima del 25%)

La Vuelta a España encuentra su 'muro'

La Vuelta a España tendrá su particular muro en su edición de 2017. Al estilo de las clásicas que se desarrollan en Bélgica y Holanda, la prueba española incorpora una subida corta pero durísima en la quinta etapa que termina en la localidad castellonense de Alcossebre.

Se trata de una ascensión novedosa en la Vuelta que acaba en la Ermita de Santa Lucía. Se trata de una subida espectacular con 3,7 kilómetros de distancia, con una media del 8,58%, una pendiente máxima del 25% y varias zonas entre el 14 y 20%.

 

La carretera es muy estrecha y alterna zonas de buen asfalto con otras bacheadas y con gravilla. Sus características permiten pensar que será una oportunidad para plantear batalla y generar espectáculo.

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress