Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 24 diciembre 2016
Será sólo en pruebas sin drafting y traerá efectos positivos y otros que pueden perjudicar el rendimiento

¿Qué ventajas y desventajas tienen los frenos de disco que permitirá la ITU en 2017?

A partir de 2017 la ITU permitirá el uso de bicicletas con frenos de disco en pruebas sin drafting. Ye explicamos cuales son las diferencias entre ambos sistemas de frenado y os demostramos con un vídeo cuanta distancia puede existir entre ambos en diferentes condiciones del asfalto.

 

La principal diferencia entre el disco y el sistema convencional es la potencia. Con la lluvia la zapata requiere un mayor frenado porque la rueda mojada tiene mucho menos adherencia. Asimismo, en días de altas temperaturas, puede haber un calentamiento excesivo aumentando la posibilidad de una falla en una bajada. En teoría, eso disminuiría con el nuevo sistema.

 

Eficaz pero peligroso y menos aerodinámico

 

“Llegará a ser mejor que el otro freno, de eso no tengo duda. Todo será más sencillo para el corredor. Lo único malo que le veo es en el momento de cambiar una llanta. Obviamente será más lento para nosotros y de cuidado, pues si la rueda no queda bien centrada eso generaría problemas de roce”, dice Nicolás Laverde, mecánico del EPM UNE desde hace más de 10 años. Otro aspecto a favor es la sensibilidad al tacto que tendría el ciclista cuando va reduciendo de velocidad.

 

[Img #21831]

 

 

Así como hay varios aspectos positivos, también están los negativos. “Para una persona que sale a rodar  es algo diferente y hasta bonito. Pero para nosotros que competimos en carreras en las que hay 200 corredores rodando a 60 km/h, todos juntos, se convierte en algo peligroso. Uno va a rueda, mira el disco y piensa que en caso de una caída eso se convierte en una cuchilla. Me da miedo y le tengo mucho respeto”, afirma el ciclista Óscar Sevilla.

 

Además está el peso extra que se generaría. Mientras que diseñadores trabajan por reducir gramos para lograr más aerodinámica, el disco aumentaría casi 400 gr, una carga que aunque no parezca significativa puede afectar el rendimiento. No podemos olvidar que la complejidad mecánica es mucho mayor. Estos frenos se [Img #21832]desajustan y hay que estar más pendientes del sistema (aumentando los costos de mantenimiento). Por último, las pastillas van muy ajustadas por lo que habría un roce con el disco, incómodo para el ciclista y, en ciertos casos, ineficiente. “Podrían ser, más que una solución, un problema extra”, concluye Óscar Sevilla. El debate seguirá abierto.

 

Fuente: DDT y senaldeportes

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress