Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

DDT
Jueves, 28 abril 2016
José Joaquín Acosta te da unos consejos que podrás aplicar tras competir

¿Sabes cuál es la mejor forma para recuperarte tras un maratón o un ironman?

Ya estamos acabando la primera parte de la temporada de maratones y con los medios Ironman y Ironman como protagonistas.

 

Tras una prueba de este tipo siempre surgen las preguntas de cómo recuperarse y sobre todo las dudas de qué hacer tras leer múltiples fórmulas milagrosas para llevarlo a cabo.

 

Ante estas preguntas que van llegando, mi respuesta es que prefiero invitar a mis deportistas a ser creadores de su proceso de recuperación y no a ser meros ejecutores de una fórmula.

 

Pensad en la prueba, en un maratón o en un Ironman. ¿Cansa, verdad? Pues entonces ya empiezas bien, si estás cansado, descansa. Ahora el siguiente paso, ya estés cansado o no, ¿es bueno dejar de moverse? La verdad es que no pues el movimiento es vida, por tanto hay que moverse.

 

[Img #19057] 

 

Pero el movimiento, ¿puede ser enérgico o suave? Si una prueba de esa magnitud ha consumido tu energía y además ha mermado tus facultades, es lógico que el movimiento sea suave. Hasta aquí vamos bien.

 

Ahora bien, no se te ocurra pensar que como has corrido un maratón, los brazos están descansados y te puedes machacar en el gimnasio o nadando. ¡NO! El dolor es local pero la fatiga es general, tu metabolismo está tocado, tu sistema nervioso tocado, tu hígado trabajando a tope, tu riñón filtrando como loco, tus suprarrenales saturadas y alocadas y tu cuerpo deshidratado y desnutrido por mencionar unas pocas cosas que están ocurriendo en tu cuerpo en esos días.

 

Para movernos necesitamos “fuel”, pero nuestro combustible ha sido perdido por el camino de la competición así que necesito reponerlo con buena nutrición e hidratación. Lee bien, buena nutrición e hidratación. Tras una prueba de este tipo no puedo meterle al cuerpo los empachos de cervecitas, el premio del burguer o situaciones similares ya que mi hígado está muy preocupado en desintoxicar el cuerpo y a sí mismo, y el riñón está filtrando todos los deshechos de la destrucción muscular y metabólica por lo que si les doy más trabajo en metabolizar alcohol y alimentos basura no estoy favoreciendo ni la recuperación ni su salud.

 

[Img #19059]

 

¡Ups! Acaba de salir la palabra metabolizar y para esto es importante un componente esencial para la vida, este es el OXÍGENO. Este es algo que proporciona una buena respiración pero sobre todo, un buen transporte del mismo desde la sangre a los tejidos realizando una actividad física moderada ( no tiene por qué ser la carrera, puede ser andar, bici estática, etc). Recuerda, no es la cantidad de aire que va a los pulmones sino la cantidad que puede llegarte a los tejidos y esto debe ser por medio de una situación estable y equilibrada como la actividad aeróbica.

 

Si pensamos un poco, un movimiento intenso me dificulta la respiración (por tanto menos oxígeno), quema energías ( sobre todo desde los depósitos de glucógeno del cuerpo que se han agotado),  empiezo a ser anaeróbico y a obtener energía sin oxigeno por lo que no facilito su paso a tejidos y a enriquecer mi cuerpo con los beneficios del trabajo aeróbico además, de someter al organismo a más sobrecargas musculares y articulares.

 

Así que, para recuperarse, debemos nutrir de manera sana y natural, hidratarse con agua, moverse suave para asegurarnos un nivel de actividad física aeróbica que proporcione oxígeno a los tejidos y movilice la sangre para que los nutrientes llegue de manera satisfactoria a todas las áreas a reparar y se vayan transportando las toxinas a los laboratorios corporales de limpieza.

 

[Img #19058]

 

Si empiezas a entrenar y te surge la duda porque tienes extrañas sensaciones, ten en cuenta que la duda es un buen motivo por el que interrumpir la sesión cuando te encuentras en estas situaciones de recuperación.
 

Todo esto sin olvidar que le debemos sumar horas de descanso (recuerda, te has cansado) y sobre todo del descanso más reparador de todos, dormir. Trastornos del sueño o privación del mismo es de lo peor que podemos tener en los procesos de recuperación.

 

No, no se me olvida la posibilidad de masajes, baños, spa, etc. Tampoco es difícil, la musculatura necesita relax, el sistema nerviosos necesita relax, como no puedo estar todo el día moviéndome, me viene bien actividades que muevan mi metabolismo, ¿verdad? Pues queda claro, todo lo que me aporte relax y esté a tu alcance será bueno para la recuperación de esa prueba. Eso sí, ni seas agresivo con los masajes ( aguanta unos días para realizarlos) y no fuerces la bajada de inflamación, la inflamación es una respuesta del organismo para recuperar, si la remites de manera forzada con medicamentos o situaciones agresivas estás rompiendo los mecanismos naturales de recuperación del cuerpo.

 

No recuperar bien significa tener una hipoteca de estrés durante el resto de temporada. Si haces las cosas con paciencia y cabeza recuperaras mejor y en poco podrás seguir con tus planes de actividad física y disfrutar aún más de ellos.

 

Recuperar para mejorar. Ese es el resumen.

 

 

Un abrazo a todos

 

Fuente: Acostadeentrenar

 

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress