Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 2 febrero 2015
Se trata de un trastorno obsesivo por hacer deporte y que afecta a las relaciones personales, de familia y de trabajo

Los psicólogos reconocen la existencia de una nueva adicción llamada 'Runnorexia'

El deporte es salud, pero como todo, en exceso se convierte en un problema. Cuando tu vida tiene como centro de todo el hacer deporte a toda costa y sacrificar familia, amigos y trabajo, puede que seas uno de los afectados por una nueva enfermedad del Siglo XXI llamada por los médicos como Runnorexia.

 

¿Has puesto excusas para no ir a una cita? ¿Te gasta mucho dinero en material deportivo? ¿Has tenido alguna discusión familiar por practicar demasiado deporte? Si respondes de manera afirmativa puede que tengas un problema según los psicólogos

 

El diario Asturias 24 le preguntó al psicólogo Eduardo Carreño sobre esta cuestión y el especialista asegura las adicciones pueden dividirse en dos grandes bloques: dependencia de sustancias o dependencia de comportamientos. Entre las primeras, están todas las ya [Img #15685]conocidas, adicción a la cocaína, a las drogas de diseño, al alcohol. Entre las segundas, quizá menos conocidas, pueden mencionarse la adicción al trabajo o a las compras y ahora también al deporte. 

 

El psicólogo reconoce que ha tenido pacientes que “por hacer deporte dejan de ir a trabajar”. Hay aspectos que definen estas conductas adictivas con ejemplos como supeditar todas las actividades diarias a la necesidad de hacer deporte. Llegan tarde a las citas, las anulan, buscan excusas... lo importante, lo único importante, es correr.

 

 

La runnorexia tiene, como otras adicciones, una base biológica. Lo explica bien Carreño. Correr, como otros ejercicios físicos aeróbicos, libera altas dosis de endorfinas, unos potentes neurotransmisores que generan placer. De hecho, la sensación placentera es parecida a la de otras sustancias. "El corredor, por lo tanto, tienen ganas de repetir para experimentar de nuevo esa sensación de placer o incrementarla", comenta. Carreño destaca que se da la circunstancia incluso de que ante periodos de descanso por lesiones los corredores extremos llegan a tener los síntomas del síndrome de abstinencia o mono.

 

Una de las investigaciones de referencia sobre esta materia es el resultado de una tesis doctoral llamada Adicción al deporte: estandarización de la escala de detección SAS. Su autora, la enfermera y psicóloga clínica Virginia Antolín, ha elaborado un cuestionario que ayuda en el diagnóstico. Antolín concluye que el porcentaje de adictos no es despreciable. El 18% de las personas que practican ejercicio físico de forma rutinaria pueden considerarse adictas, aunque probablemente ellas lo desconozcan. El running, pero también el golf o el pádel están entre los deportes que más dependencia generan.

[Img #15686]

La adicción al deporte tiene una pauta de evolución similar a otros comportamientos obsesivos. Primero es el placer; después, mejorar, estar bien, liberarse del estrés o la ansiedad, relacionarse con los compañeros; y, al final, aparece el abuso, la necesidad de salir a correr  a todos horas, de realizar pruebas más extremas, de convertirse en un maratonman, en un ironman, hasta el punto de que el día que no podemos nos encontramos mal. En definitiva, como comenta Eduardo Carreño, "solo lograremos sentirnos bien corriendo".

 

La buena noticia, según Carreño, es que, una vez detectado el problema, es posible tratarlo. La psicoterapia da buenos resultados, comenta este especialista, y en ocasiones, de forma excepcional, puede combinarse con medicación.  Lo importante, en cualquier caso, es estar alerta, saber discernir cuando el deporte deja de ser fuente de satisfacción para convertirse en un problema. 

 

Fuente DDT y Asturias 24

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
7 Comentarios
Fecha: Sábado, 28 febrero 2015 a las 20:58
JULIA
Precisamente acabo de leer en un artículo que es suficiente correr 5 ó 6 horas a la semana, no más... ( a no ser que te dediques profesionalmente a ello, claro.)
Fecha: Sábado, 7 febrero 2015 a las 04:51
LUIS GUERRERO
EN MI CASO PERSONAL, CREO VOLVERME ADICTO A LA BICICLETA Y BUSCO AMISTADES QUE COMPITAN CONMIGO YA NO LO HAGO POR DIVERTIRME SINO POR COMPETIR Y GANAR SIEMPRE Y ESE ES EL PROBLEMA PARA QUE MIS AMIGOS O MIS ADVERSARIOS NO VE VEAN DERROTADO ME EXIJO Y ME EXIJO DEMASIADO Y HASTA MI FAMILIA ME HA AVANDONADO, TODO LO QUE GANO PUES SI SOY MUY RESPONSABLE CON LOS GASTOS DE MI FAMILIA PERO TAMBIEN INVIERTO DEMASIADO EN REPUESTOS Y VITAMINAS PARA MI. EH TENIDO SERIOS PROBLEMAS DE SALUD PORQUE ME SOBRE ENTRENO Y EH LLEGADO AL COLMO DE ENTRAR POR URGENCIAS DESMAYADO.
Fecha: Viernes, 6 febrero 2015 a las 23:32
Tomas
Es una mierda este estudio y lo digo como estudiante de Psicologia. Patologizar conductas es un habito sobre todo de aquellos que buscan el doctorado. Solo queria publicar alguna estupidez y lo logro, por que mas facil es hacer un trabajo que muestre algo como anormal que jugarse eticamente y reubicar un sintoma en un ambito donde le permita a la persona desarrollarse normalmente. Acaso no hay personas que son adictas al dinero y al poder? Por que esas personas no se las cataloga de enfermos mentales? Por que psicologas como la que escribio esta tienen un compromiso superficial con la psico...
Fecha: Viernes, 6 febrero 2015 a las 18:16
PEDRO
Y este afán de psicologizar y patologizar todo no será pura psicorexia
Fecha: Jueves, 5 febrero 2015 a las 11:38
mauxil
el buen equilibrio es lo mejor

Fecha: Jueves, 5 febrero 2015 a las 06:01
Ana Portocarrero
Totalmente de acuerdo. Me ha tocado personas cercanas con esa adicción. Es grave y perjudicial para una familia.
Fecha: Miércoles, 4 febrero 2015 a las 23:36
mondra
He descubierto otra nueva enfermedad,la de poner nombre a cada cosa que ha uno mismo le puede gustar.
Siquiatriconorexia.esta es la nueva enfermedad de los siquiatras que se ponen obsesivos en poner nombres a enfermedades inventadas.

Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress