Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 11 septiembre 2014
Sufrió un colapso por un problema gastrointestinal y no fue capaz de andar un metro más

Historia DDT: Chris Leg, el triatleta que se quedó a 65 metros de ser quinto en el Ironman de Hawaii

En el año 1997 se pudo ver en la recta final del Ironman de Hawaii una de las imágenes más duras e impactantes que se han producido en Kona desde que comenzó a desarrollarse la mítica prueba de resistencia.

 

Un triatleta de sólo 23 años llamado Chris Legh se quedó a sólo 65 metros de entrar en meta y convertirse en top ten en la prueba de triatlón de larga distancia más importante del mundo.

 

El triatleta australiano sufrió un colapso a falta de menos de 100 metros para ser finisher. Iba en quinta posición pero se quedó sin fuerzas, se tambaleba sin parar, vomitaba y se cayó varias veces al suelo. Finalmente tras recorrer un puñado de metros, las asistencias tuvieron que auxiliarle y abandonó la prueba en camilla sin poder acabar la misma.

 

[swf object]

 

Posteriormente tuvo que ser operado de urgencia y se le cortó parte del intestino grueso. Una parte de este órgano había dejado de funcionar debido a la falta de oxígeno y flujo sanguíneo. Su estado según los expertos pudo estar relacionado con un defecto cardiaco congénito pero quedó como un nefasto ejemplo de cómo el ser humano traspasa sus límites y pone en juego su vida.

 

Tras ver cerca la muerte, Chris Legh se tomó un pequeño descanso y volvió a competir con éxito, ya que ganó varias pruebas ironman y se convirtió en una estrella de la media distancia con 40 victorias, pero jamás volvió a forzar sus límites de la misma manera que en 1997.

 

Su experiencia fue el inicio de múltiples estudios sobre el comportamiento gastrointestinal del cuerpo ante esfuerzos extremos como un ironman

 

Según numerosos estudios, algunos triatletas también llegan a las pruebas con un cuadro de problemas gastrointestinales y en ocasiones consumen demasiado líquido o alimentos que son demasiado difíciles de digerir mientras compiten. El sistema gastrointestinal no puede tolerar los mismos tipos de ingesta nutricional durante la actividad deportiva como pueda en reposo. 

 

Fuente: DDT y Triathlon competitor

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Viernes, 12 septiembre 2014 a las 19:06
Jhonny
viendo estas imágenes,uno piensa donde esta el límite de una organización como un Iroman,que se persigue ¿la superación del ser humano,o la destrucción del mismo? ¿una imagen que de la vuelta mundo,aunque acabe en desgracia? ante todo debe
primar la salud del triatleta,por muy cerca que este la meta,por muy tozudo que se ponga el "finisher". SENTIDO COMÚN

Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress