Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 10 mayo 2010

A igualdad de oferta, me rasco el bolsillo en pruebas de prestigio

Últimamente es recurrente la conversación que tengo que muchos de mis amigos triatletas y no triatletas. Joder me dicen, me apetece mucho hacer esto o lo otro pero estoy pillado de pasta. Yo a todos les doy el mismo consejo, esta crisis que no está matando a todos nos ha abierto los ojos en muchos sentidos, al menos a mí y muchos otros que conozco, y nos hemos dado cuenta que ya todo no vale, que entes derrochábamos el dinero como si fuera del monopoly. Ahora tenemos que andar con pies de plomo y analizarlo todo no cien sino mil veces. Si quieres viajar tienes que buscar y rebuscar en internet una marabunta de viajes hasta que vean en el que no te timan, cuando te vas de cenita lo mismo, y en triatlón pasa exactamente lo mismo.

Es verdad que hay muchas alternativas para competir, demasiadas, pero en todos los casos suponen un pequeño esfuerzo económico. Un grandísimo organizador de pruebas con muchos años de experiencia me comentó no hace mucho que no entendía cómo algunos proyectos muy loables y seguramente con buenas intenciones, nacían cobrando inscripciones iguales o superiores a las de pruebas consolidadas en España y en el mundo sin haber demostrado aún nada. Que el triatleta sufre mucho, demasiado a lo largo del año y que debería enfocar sus ahorros para alguien que ya sabe por experiencia que le va a aportar lo que necesita para no sentirse frustrado por ese esfuerfo físico y económico.

Ojalá salgan muchísimas pruebas en España, signo del crecimiento del deporte, pero no para aprovecharse del triatleta e intentar forrarse en dos días sino para ofrecerle aún más de los que hay hasta ahora. Está claro que no es lo mismo ir a una prueba que organice Challenge o la gente de Triatlón Series que con una empresa novata. Allí sabes que te vas a encontrar más incluso de lo que pagas y que si pagas ese precio es porque la organización tiene preparado un evento que ha ido mejorando y limando errores con los años hasta llegar a ser lo que es a nivel internacional, pero pagar lo mismo por eventos que son una incógnita ya no me parece justo. Supongo que nadie pagaría lo mismo por viajar en Iberia que en AIR PÉREZ, al menos en el primer viaje. Con los años podría darse la vuelta a la tortilla pero de primeras esperarías que el Señor Pérez fuera más competitivo en precios. Y si no lo fuera que al menos te convenciera de alguna manera que es tan bueno como Iberia. Es decir, que se dejará una pasta en promoción, en anuncios impactantes con mensajes creativos pero si su campaña de promoción es el chau chau, vídeos cutrecillos y poco más es imposible convencer a nadie. El arte de la palabra puede estar bien pero se convence con hechos y para rascar el bolsillo en estos tiempos tienen que ser hechos muy convincentes y valga la rebuznancia.

En definitiva que a igualdad de ofertas yo me quedo con la que me ofrece experiencia y calidad contrastada que está el mundo muy achuchado y no es cuestión de ir soltando euros como si fueran caramelos en reyes. Los experimentos, con gaseosa
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress