Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

DDT
Sábado, 14 junio 2014
José Joaquín Acosta te ofrece unos interesantes consejos que podrás aplicar en las pruebas en las que compitas

Llega a punto y no cansado a tus triatlones

[Img #13853]

Se pasan las competiciones para las que te has preparado. Quieres dar coletazos finales con alguna prueba satélite antes de irte de vacaciones y sin quererlo te das cuenta que rindes mejor que en las pruebas objetivo. ¿Qué ha pasado te preguntas?

 

¿Cómo es posible que este tipo de pruebas que ya se te van de temporada y con las que vas a decir punto y final sean las que mejor te salen?

 

Seguro que esto te ha pasado otros años y por eso esta llamada de atención para que no te pase esta temporada que se encuentra en plena ebullición.

 

La respuesta va a estar en ese descanso o bajada de volumen de trabajo que se debe hacer en lo que llamamos "puesta a punto". Período que la mayoría por el ansia de entrenar, pensando que no se va a llegar en forma, no respeta.

 

El resultado es entrenar demasiado y no llegar a punto. Terminas tu competición objetivo, te relajas, bajas el volumen y te presentas a una competición sin importancia en la que rindes por encima de lo esperado debido al fenómeno de “sobrecompensación” que hubiese salido a la luz en la prueba objetivo si hubieses respetado esa “puesta a punto” en la que el objetivo es llegar descansado y con el grado de tensión óptimo.

 

Si ese período antes de la competición, en el que no paramos por miedo a no llegar en forma, estuviese bien programado y lo adelantásemos para hacer esa bajada de volumen (pero no del todo en intensidad) es probable que el rendimiento fuese el deseado.

 

Podemos también echar la culpa a la preparación psicológica y al control de las emociones ante la prueba objetivo pero cuando uno ha hecho las cosas bien y es consciente de sus posibilidades este factor es algo más controlable.

 

Aprended de lo realizado y programad la aproximación a vuestros próximos objetivos en función de la experiencia vivida con ciertas dosis de ciencia deportiva (si es posible por parte de un entrenador).

 

Es hora de ir planificando cómo te acercas a tu objetivo.

 

Gracias y buena competición

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress