Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

DTRI
Lunes, 25 noviembre 2013
Vicente Bayón (5x Ironman Lanzarote) explica que tenemos que tener en cuenta en la programación de la temporada

¿Qué esperamos de una carrera?

Manteniendo el hilo del anterior artículo, y estando en las fechas actuales, cierre anual de cualquier club deportivo y temporada atlética, me gustaría resumir de cara la próxima temporada, algunos aspectos que hacen que un deportista se decida por una carrera u otra en su calendario de competición.

 

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la programación de la temporada desde ¡ya!, y para ello, ¿qué debemos hacer?

 

-   Marcarnos nuestros propios objetivos

-    Planificar la temporada, fijar nuestro calendario de competiciones

-    Planificar los entrenamientos

-    Desarrollar el plan día a día: entrenamiento, dieta, descansos, competiciones, ...

-    ...

 

Una vez realizada esta sesión individual de fijar nuestra temporada, llega el momento de elegir las diferentes competiciones del calendario anual.

 

[Img #12246]

Muchos triatletas fijan sus metas en pruebas puntuables, las cuales tienen unas fechas señaladas y deben adaptarse a ellas, pero hay un nicho muy elevado de triatletas que fijan sus calendarios en base a las experiencias que han tenido o le han contado otros compañeros sobre diferentes competiciones.

 

Es ahí, donde me gustaría destacar algunos aspectos que hacen que podamos elegir una u otra prueba. En ambos casos, ¿qué esperamos de una carrera?

 

Lo primero que me gustaría destacar es que las diferentes pruebas deben ser inclusivas, no "exclusivas". Todo el mundo tiene cabida, es igual de importante el ganador como el finisher, ya que sin finishers no existirían los campeones.

 

Casi todo el mundo habla de la organización!, pero, ¿a qué llamamos organización? Aquí entra en juego una parte subjetiva de sensaciones, donde cada uno recibe un feeling de cómo ha ido su carrera, y a posteriori habla de sí estaba bien o mal organizada.

 

Partimos de la base que todos los organizadores buscan un fin común, éxito global de la prueba, pero para conseguirlo deben tener en cuenta muchas cosas.

 

Podemos destacar como punto común, que haya una buena programación de la prueba, desde meses antes hasta unos días tras la prueba, planificación en las fechas cercanas a la prueba, y una excelente organización de la competición el día de la prueba.

 

Todos buscamos que tenga una relación calidad-precio excelente, las pruebas deben tener un equilibrio en este aspecto, donde todos y cada una de las personas que mueven la prueba salgan ganando: organizadores, competidores, voluntarios, ayuntamientos, sponsors, ...

 

Esto es aplicable a la compra de cualquier producto, si tengo la sensación de que por lo que pago, no tengo el servicio esperado, pensaré que lo que pago es caro. Si existe el equilibrio entre lo que pago y el servicio esperado, tendremos clientes satisfechos y fidelizados.

 

Es ahí donde las competiciones deben marcar sus precios, pero hay que tener muy en cuenta este indicador.

 

Para evitar que el deportista tenga esa sensación, las diferentes organizaciones deben darle valor añadido a su competición, por ejemplo, las mayores facilidades para el deportista, familia y acompañantes, sorpresas, pequeños detalles extras que te hagan especial, sinergias con otras competiciones, elementos diferenciadores que te hagan único, gran comunicación hacia el deportista en todos los detalles y aspectos de la competición, innovación año tras año, hacer cosas diferentes, variedad, ...

 

Y por último diversión, si una prueba consigue que sus participantes se diviertan antes, durante y después, se asegurarán la asistencia en próximos años. Se debe conseguir que familiares y amigos disfruten y no sea algo pesado o monótono, que vivan la fiesta de la competición de igual manera que el participante, que tengan los nervios de la salida, la sonrisa de la llegada, la tensión durante la competición, conseguir que se sientan importantes como el deportista, ...

 

Todo esto, supondrá pensar en el próximo año y planificar esa competición como algo importante en sus vidas.

 

Debemos buscar emociones, sensaciones gratificantes y que el final sea algo especial y se recuerde con una gran sonrisa.

 

Evidentemente, todo esto es muy complicado de conseguir, pero bajo mi punto de vista es aquí donde hay que pararse a pensar y buscar las mejores alternativas que hagan diferente una competición de otra, que te elijan a ti sobre otra prueba del calendario anual, donde tu familia esté deseando hacer ese viaje, donde tus amigos te apoyen y sobre todo donde tú como deportista vuelvas a casa pensando que ha merecido la pena todo el esfuerzo desarrollado durante cada uno de tus entrenamientos.

 

 

Vicente Bayón

 

Master en Gestión de Entidades y Servicios Deportivos

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Gestor de Instalaciones Deportivas

Master Trainer Keiser M3 y M5

5x Ironman Lanzarote

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress