Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 18 enero 2013
El ciclismo de los 90 y principios del siglo XXI está plagado de estrellas caídas

Armstrong es sólo la punta del iceberg de una época oscura del ciclismo

 

Lance Armstrong ha confesado que se dopó, que engañó al sistema, a los aficionados…pero no a sus compañeros de profesión. El americano se ha visto totalmente obligado a confesar el dopaje tras ser abatido por la gigantesca maquinaria de la USADA y sus abogados han domado su ego para evitar males mayores. Estados Unidos es un país que se ceba con el mentiroso pero que es magnánima con el arrepentido, con quien pide perdón y reclama una segunda oportunidad. Reconocer su inmenso fallo como deportista le traerá más beneficios que perjuicios. En el callejón sin salida que le había dejado la USADA sólo le quedaba una salida y era confesar.

 

Sin embargo, en su confesión ha dejado una durísima crítica al ciclismo de la década de los 90 del siglo pasado y comienzos del siglo XXI. Si nos creemos a pies juntillas que Armstrong ha sido sincero en su confesión deberíamos creernos que también es cierto que en su época de apogeo el ciclismo era un deporte sucio y sin credibilidad.

 

 

Armstrong es un tramposo, un deportista que ha faltado al respeto a su deporte y a los aficionados pero lo triste es que no es más que la punta del iceberg de una época que ha dejado maltrecha la credibilidad de un deporte que cada vez lo cree puro menos gente.

 

 

Si se realizara la misma persecución que se le ha hecho a Armstrong al resto del pelotón ¿cuántos caerían? Esa es la cuestión también, que el ciclismo ha vivido una larga época de mentiras podridas y que Armstrong ha sido el más carismático y popular de los tramposos pero desgraciadamente es un número más de una larguísima lista de tramposos.

 

La pregunta de Oprah Winfrey a Armstrong sobre si era posible ganar siete tour sin doparse estaba mal formulada, más bien se debería haber reducido a ganar uno solo. Según Armstrong todos sus rivales jugaban con sus mismas armas y los hechos han probado que tiene gran parte de razón. Han caído Rijs, Ulrich, Pantani, Vinokourov, Basso, Rasmusen, Virenque,  Contador etc…

 

¿Es creíble el ciclismo que vivió Armstrong? ¿es creíble el actual? Lo que no es creíble es el organismo que lo dirige y que no ha sabido conseguir el método para acabar con la lacra del doping. En los 90 los ciclistas sabían perfectamente cómo burlar al sistema y lo hicieron cientos de ellos. Si todos sabían driblar al sistema y todos luchaban por el mismo premio es lógico pero no ético que se saltaran las normas.

 

Es cierto que es habitual espacir la m… cuando a alguien le salpica un caso como este, pero Armstrong no es el primero que habla de esa época y de la suciedad del ciclismo, un deporte que seguirá siendo poco creíble mientras las pruebas sigan apostando por el esfuerzo sobrehumano. Hay que reinventar el ciclismo o nadie se lo creerá.

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
5 Comentarios
Fecha: Lunes, 2 marzo 2015 a las 18:58
Jose
Hay otra cuestión también, ¿no es inhumano correr una carrera de tres semanas sin "ayudas" externas?, no defiendo el doping, pero hay tantos interseses y demás que a algunos no les queda otra que doparse creo yo. saludos.
Fecha: Viernes, 15 agosto 2014 a las 19:05
jairoladino
ustedes creen que fue solo amstrong si durante 20 oigase bien veinte años y no dijeron nada por ahora vienen arasgarse las vestiduras manada de estupidos y las empresas q' fue que durante 20 años no vendieron sus productos yno se lucraron amorir con la imagen del ciclista cretinos y quieren que les devuevan el dinero que invirtieron para seguir siendo poderososestupidos el mundo sabe que su negocio es redondo el menos culpable es el ciclista los culpables son toda esa mafia de la uci y demas organizaciones ciclisticas de europa y el mundo
Fecha: Lunes, 21 julio 2014 a las 00:20
zeppelinv
Armstrong jamás ha subido un puerto y de repente después del cáncer empieza suave como una moto no tiene clase para hacerlo Miguel se le veía venir de años atrás antes de ganar el primer tour pero si se hubiese dopado acudiendo al Tour al giro y otras carreras importantes ue no lo he valía ser segundoal contrario que amstron que sólo iba al Toursin ninguna pre competición IG Álava como churros si hubiese corrido lo mismo que Indurain hubiese reventado si Miguel CBS dopado con el calendario tan extenso que tenía hubiese acabado desplomado en esos cinco años en la cuñada
Fecha: Miércoles, 29 enero 2014 a las 15:23
alejandro
Os aseguro q lance no es el unico!! La uci tendria q decir, ! A por todos d una puta vez!! No solo x amstrong!!
Fecha: Jueves, 31 enero 2013 a las 09:43
Javier
Es una ironia...Si controlaran a todos los grandes,,,la elite del deporte caeria..No existen los super hombres...

Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress