Sábado, 17 noviembre 2012
El asesino confesó que “venía de tomar 4 o 5 cubatas” pero en el momento de la detención la prueba de alcoholemia ya no era valida. El fiscal ni siquiera estuvo presente durante el interrogatorio

La fiscalía no pidió prisión para el conductor que mató a un ciclista en Mallorca y se dio la fuga al no poderle imputar que circulaba bebido

Enviar por email

La fiscalía no reclamó el ingreso en prisión provisional del conductor detenido el domingo por atropellar mortalmente a un ciclista en Artà y luego darse a la fuga al no poderle imputar que circulara bebido. El sospechoso, Daniel A.C., de 31 años, no pudo ser arrestado hasta al cabo de diez horas del siniestro, por lo que ya no era factible someterle a un test de alcoholemia. El juez de guardia de Manacor, tras tomarle declaración el pasado lunes por la tarde, acordó su puesta en libertad con la obligación de comparecer periódicamente en el juzgado tras imputarle los delitos de homicidio por imprudencia y omisión del deber del socorro.

 

El hecho de que el joven saliera libre causó una gran indignación entre decenas de aficionados al ciclismo de la isla, allegados, y familiares de la víctima, quienes llevaron a cabo el jueves por la tarde una multitudinaria concentración como acto de protesta en Manacor. Los más de 300 asistentes reclamaron "justicia" y que el conductor imputado fuera encarcelado por la muerte de Joan Roig, de 54 años y vecino de Sant Joan.

El magistrado dejó libre al sospechoso porque ninguna de las partes personadas solicitó su ingreso en prisión provisional. De hecho, el fiscal ni siquiera estuvo presente durante el interrogatorio, lo que ha incrementado aún más la indignación en el entorno del ciclista fallecido.

 [Img #8062]

Fuentes de la fiscalía indicaron ayer que si se analizan las circunstancias del accidente y los indicios, no es habitual solicitar la prisión provisional. En este caso, el conductor está imputado por un homicidio imprudente y una omisión del deber del socorro. Este último cargo podría retirársele a lo largo del procedimiento, por lo que se trataría de un único delito que, además, no está agravado por el hecho de conducir bebido o bajo el efecto de las drogas.

 

Los últimos casos en los que conductores implicados en siniestros mortales han ido a prisión se han debido a que circulaban en estado ebrio o drogados. Así, el hombre que el pasado 22 de septiembre atropelló mortalmente a una joven de 22 años en el Paseo Marítimo de Palma y luego huyó iba bebido. Al día siguiente, fue encarcelado. Lo mismo ocurrió con un policía ebrio que arrolló a una ciclista alemana en con un coche camuflado y se fugó el 25 de marzo. También fue a prisión.

 

Fuente: www.diariodemallorca.es

 

¡Deje su comentario!
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados.
POWERED BY FOLIOePRESS