Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 8 noviembre 2012
Kaytlyn, de 12, ya ha corrido dos maratones y ganado un Xterra, y su hermana Heather, de 10, ya ha competido en 70 pruebas

Dos niñas de 12 y 10 años que ya ganan en pruebas senior desatan un fuerte debate en Estados Unidos

[Img #7942]En Estados Unidos se ha generado un fuerte debate sobre un caso singular en el mundo del deporte. Se trata de la exigente actividad deportiva que están desarrollando dos chicas de 12 y 10 años. Las hermanas Welsch han batido todos los records de precocidad relacionado con el deporte de resistencia. Kaytlynn, de 12 años, y Heather, de 10, son dos de las mejores deportistas de deportes de fondo a pesar de su cotísima edad.

 


Entre ambas ya suman 160 pruebas entre triatlones, maratones, medios maratones, cross y carreras de 10 kilómetros. La mayor tiene un currículum de 90 pruebas de resistencia con dos maratones incluídos mientras su hermana lleva 70 pruebas.

[Img #7943]

Su nivel es tan extraordinario para su edad que la niña de 12 años ha ganado una prueba de Xterra en Wako (estado de Texas) mientras su hermana de 10 fue tercera. La segunda fue una mujer de 42 años que aseuró que “jamás había visto a nadie correr de esa manera”.

 

[Img #7944]Sus marcas no dejan a nadie indiferente. Con 12 años ha parado el crono en una media maratón cuando marcaba 1 hora, 28 minutos y 39 segundos. La keniata Mary Jepkosgei ostenta el récord del mundo desde el año pasado con un tiempo de 1 hora, 5 minutos y 50 segundos.

 

Su especialidad son las carreras de montaña, ya lleva 160 carreras disputadas entre adultos. La locura de su padre les ha llevado a correr una prueba de 10 kilómetros un sábado, dormir en la furgoneta y competir al día siguiente en un triatlón.

 

Su padre, Rodney Welsch, un futbolista frustrado de 42 años, quiere que sus hijas sean deportistas de élite. Todo empezó en 2008, cuando se enteró de que existían triatlones infantiles. Apuntó a sus hijas, y desde entonces Kaytlynn, la mayor, lleva 90 pruebas. Ya sabe qué es completar una maratón, lo ha hecho en dos ocasiones.


[Img #7945]

“Hay adultos que nos felicitan cuando les adelantamos, otros nos dicen que no deberíamos estar corriendo. Algunos nos llaman cosas feas”, dice Heather.

 

El debate se centra en los perj[Img #7947]uicios que puede tener en la salud de las niñas un nivel de entrenamiento y competición tan duro. Su pediatra dice que no hay problema, aunque otros médicos discrepan y aseguran que la exigencia física puede provocarles problemas de crecimiento y sobre todo problemas psicológicos. Sus padres insisten que corren porque les gusta, que les conocen bien, y que en ningún caso lo hacen obligadas.

 

Kaytlynn tiene una bicicleta de 5.500 euros. Demasiada bicicleta para una niña de 12 años que todavía debería llevar una cesta delante de su bici rosa, y no un dorsal plagado de patrocinadores.

 

Está por ver si llegarán a ser profesionales. La polémica está servida. ¿Una irresponsabilidad de los padres? ¿Problemas de salud? ¿Tienen edad para competir en maratones? En juego, más allá de las medallas, la felicidad de dos niñas de 12 y 10 años.[Img #7946]

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress