Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 16 mayo 2012

Ajram no compite contra nadie sólo se reta

Ha habido una tremenda división de opiniones a la hora de valorar el desafío que planteó Josef Ajram al afrontar siete distancia ironman en siete días. En esas opiniones hay puntos de vista antagónicos. Los hay que elogian su reto y los hay que critican al ultrafondista su bajo nivel competitivo.

 

Quiero  dar mi punto de vista sobre este reto y muchos que afronta Ajram. Creemos que no tiene sentido acusarle de ser poco competitivo porque lo que plantea Ajram no es una competición sino un desafío contra si mismo y contra la naturaleza humana.

 

Él es el primero que reconoce que su nivel no es para hacer top ten en un Ironman y no se plantea sus aventuras deportivas con ese enfoque. Los desafíos se hacen sin marcarse tiempos, sólo metas. En este caso, la meta era llegar a cruzar la meta del séptimo día en el Ironman de Lanzarote. Daba igual si era con un media de 13 horas que de 17.

 

Si el objetivo fuera hacer 7 ironman contra otros triatletas y el fin fuera hacer un top ten en cada uno de ellos sería normal que pudiera opinarse sobre su escasa competitividad si en cada uno de ellos acabará el 30, por ejemplo, pero sería igual de elogiable en cuanto a esfuerzo, dedicación y sacrificio.

 

Ajram es un tipo listo. Se ha creado un personaje, lo ha sabido alimentar y ha conseguido lo que no consiguen muchos con grandes resultados competitivos. Lo que hace es plantear desafíos que atrapan al gran público y las empresas se asocian a su figura porque es rentable. Las empresas son libres de invertir en lo que deseen y lo difícil es conseguir que esas empresas que invierten confíen en un deportista y más en estos tiempos.

 

Lo que dice Ajram tiene todo el sentido del mundo. Nadie se plantea si alguien sube el Everest en menos de 56 horas, por ejemplo, sino que se mide el reto si se hace bajo condiciones de frío radical, vientos de 125 km/h y sin oxígeno. De eso se trata de cumplir un reto. Repito, si el reto es hacer siete ironman en menos de 9 horas pues es un fracaso pero el reto, y ya es impresionante, era hacer 7 ironman seguidos. El que pueda que lo haga y se apuntará a un gran desafío no a una competición.

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Jueves, 17 mayo 2012 a las 11:31
EMILIO MOLINA
Lo principal de todo esto es que se encuentre bien de salud y de ánimos.
Dicho eso, la gente es libre de poder opinar positiva o negativamente siempre y cuando se pueda basar en hechos palpables, de lo contrario, mejor estar callado y ver los toros desde la barrera.
Mi crítica, la cual espero sea más constructiva que destructiva, (porque parece ser que hoy en día todo el que opina de Josef o está a favor o en contra.) se fundamenta en el famoso mantra "Where's the limit" creo que es una frase que se ha vendido muy bien pero ha emborrachado excesivamente a una masa social de medio, poco o escaso nivel y conocimiento deportivo y lo único que se ha conseguido es PERDERLE EL RESPETO A LARGA DISTANCIA.
Josef ha sido el primero en perderle el respeto a la distancia y eso un dia u otro se paga. Es ridículo pensar que a mediados de Mayo no te encuentres con la posibilidad de darte de morros con una ola de calor, calima, humedades, viento excesivo, etc...en pleno archipiélago durante alguno de los 7 días, pero bueno son factores que en el fondo pueden llegar a hacer más épica la gesta o destrozarte con un K.O. directo, tal y como ha pasado.
A mí lo que realmente me preocupa, no es él, él es un chico superinteligente, preparado y con una fortaleza mental fuera de serie. A mí lo que me preocupa es toda esa multitud de seguidores que se guían reto tras reto por el mantra del ....limit. Muchos de ellos sin querer mirar a su alrededor y asimilar que sus condiciones personales, profesionales, económicas, de apoyo, de descanso, de cuidado y mantenimiento diametralmente opuestas a las del ultrafondista.
Josef, espero y deseo que puedas leer esto y seas capaz (estoy convencidísimo que sí) de reubicar a todos tus seguidores y explicarles de forma ordenada dónde y cómo están los límites de cada uno, no es nada malo, todo lo contrario y más de uno te agradecerá esa terapia, estoy convencido.
Aprovecha tu prestigiosa posición socio-mediática para reubicar a tus seguidores acorde a sus posibilidades y limitaciones....que no es ningún error reconocerlas a tiempo y evitar decir....I found the limit!!! .....no vale la pena encontrarlo y si vale la pena poder disfrutar de muchas más cosas que da la vida.
Espero, haber sido lo más neutro posible y haber podido transmitir mi mensaje sin herir la sensibilidad ni pasión de nadie, no es mi intención.
Un abrazo
Emi
Doy la cara, no me he de esconder de nada y entre otras cosas, Josef me conoce y sabe que le estoy agradecido por el enorme detalle que tuvo en su día conmigo al felicitarme por los mundiales que gané en Hamburgo 2007. Fue el único en hacerlo y a penas nos conocemos.

Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress