Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 2 mayo 2012

Mario Mola te cuenta los secretos de como se recupera un triatleta de élite

[Img #5565]En estas líneas continuaré relatando desde BHTriatlon la forma en la que tiendo a recuperarme y afrontar los días posteriores a una competición muy exigente, tal y como comencé a hacer la semana pasada. Todo ello partiendo de la base de que, en ocasiones, competir te trastoca los planes que puedas tener en cuanto a dieta y entrenamientos posteriores.

 

Empiezo indicando algo que suelo llevar a cabo tras una dura carrera: nadar en el mar, entre 30-40 minutos a ritmo muy suave, para darle un poco de regeneración al cuerpo. Al día siguiente vuelvo a nadar y cojo también algo la bicicleta, aunque de forma tranquila.

 

¿Que tengo regreso a casa en avión tras la disputa de una prueba? Pues lo que hago durante el viaje es colocarme calcetines o mallas de compresión, que ayudan a la recuperación de las piernas. Y es que todo lo que favorezca la recuperación es bienvenido. También estiro suavemente y camino en la medida de lo posible en el avión y la terminal… no dejan de ser unos pequeños ‘trucos’.

 

En cuanto a qué tal descanso tras una competición, depende de en qué momento del día se haya llevado a cabo. Si es por la mañana, descanso bien normalmente, y si es por la tarde, voy tan activado -normalmente tomo algo de cafeína antes- que después de la carrera sí que me cuesta algo más dormir.

 

Del mismo modo, tras una prueba tan dura como el Europeo, suelo hacer alguna sesión de fisioterapia. Pero nada que no haga durante una semana de entreno normal. Realizo ejercicios de gemelos, cuadriceps, isquios -una zona que sufre bastante- y peroneos. También intento trabajar la cintura, para lo que hago una serie de ejercicios de isometrías y abdominales con balón. Para nadar y correr es muy importante, y evita lesiones, en especial en los lumbares, donde ya he tenido problemas alguna vez.

 

Cuando cojo la bici al poco de una competición exigente, lo hago sin meter mucho desarrollo, con más cadencia, esto es, más velocidad que intensidad. Si introduzco algún ejercicio de intensidad, lo hago de forma muy breve. Hago como una hora y media en bici, otra hora y media de natación y una hora o así de carrera a pie. Todo muy asequible.

 

De todos modos, como resumen, hay que resaltar que no se puede medir la recuperación objetivamente. Cada cuerpo es un mundo y cada uno planifica el entrenamiento y la recuperación en función de las sensaciones que tiene tras una carrera. No se puede llevar a rajatabla un manual de entrenamiento o recuperación concreto, porque para uno puede servir y para otro no.

 

¡Espero que haya sido de vuestro interés!

 

Mario Mola.

 

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress