Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 5 agosto 2011

UN DÍA DE ENSUEÑO EN L’AdH

Cuando me levanté ese día, nadie me iba a decir lo que me esperaba…


[Img #3604]A poco menos de dos semanas del triatlón de larga distancia de l’Alpe d’Huez, mi planteamiento era realizar el duatlón y el triatlón de corta distancia, pero hice un cambio de última hora, y es que dándole vueltas, pensé que tal vez era más acertado competir en el tri largo, ya que me serviría más como preparación para el objetivo del verano, el IM de Embrun. No estaba en mis mejores condiciones para competir aquella semana, ya que llevaba un gran volumen de carga en las piernas,  pero pensé en realizarlo ni que fuese… como un buen entreno.

 


Así es como el 27 de julio a las 5:30 am estaba en pie. En la estación de Alpe d’Huez a 9ºC y contento porque era el primer día desde que estaba allí que había a primera hora casi dos dígitos en el termómetro!! Eso sí, cielo nublado y previsión meteorológica no muy buena…

 

La salida se hizo desde el valle, concretamente desde el pantano de Allemond. La Tª del agua era de 14ºC, bastante fría, y la Tª exterior un grado más que la del lago, 15ºC. Teníamos que hacer dos vueltas de 1100m. En la primera vuelta intenté buscar mi ritmo y parece que no iba tan mal ya que luego más tarde supe que me habían sacado los primeros sólo 2’30” en la primera vuelta, pero al comenzar la segunda vuelta…comencé a perder sensaciones, y a pasar frío en manos, pies y cabeza y costaba centrarse, perdía fuerza en los brazos y, las manos se me abrían, la distancia con los primeros aumentó más…

 

Nada más salir del agua me doy cuenta que está lloviendo…me dan referencias de que Olivier Marceau se encuentra a 4’30”  y Cunama a 3’30”. Pensé en que el recorrido de bici era duro y había que guardar fuerzas para los últimos kms en bici, y sobre todo para el tramo a pie, porque una vez arriba quedarían por correr 22 km a 1800m de altitud.

 

[Img #3605]Al principio de la carrera de bici fui recuperando posiciones, pero después me quedé solo, prácticamente todo el recorrido fui solo hasta la ascensión a l’Alpe. Durante la carrera, no sabía a cuánto estaban los primeros ni en qué posición iba. Las sensaciones eran buenas, pero hubo momentos en que las perdía, hacía frío, mucho frío, no paraba de llover, el asfalto mojado, y en las bajadas la sensación de frío aumentaba. Comienzo a subir el Alpe d’huez, y a falta de unos 5km para coronar paso a Marceau, eso me hace pensar que estoy bastante adelante, pero sigo sin saber cómo voy. Al llegar arriba, niebla densa, apenas veía a 50m. El público me canta que voy 3º a 2’30” del segundo.

 

Dejo la bici y salgo a correr con energía, y a poco más de 2km me coloco primero, ya que el primero, después supe que era Cunama, le habían penalizado con un penalty box.

 

El correr fue duro, un pequeño sendero de no más de 2km y después larga subida de asfalto y larga bajada, se hacían 3 bucles de 7km y pico. Seguía lloviendo e iba 1º, no me lo podía creer, sin pensarlo y sin estar en mi mejor momento de preparación, pero las cosas son así! Iba primero en el triatlón de l’Alpe D’´Huez y  casi no me lo podía creer.

 

Es así como llegué a meta, con 6 minutos de ventaja sobre el segundo clasificado, el suizo Reto Hug y algo más de 8 minutos sobre el tercero, el australiano Aaron Farlow.

 

Atravesé la meta con lágrimas en los ojos, una gran emoción y alegría me invadió al lograr mi primera victoria internacional en un triatlón de larga distancia, viendo que las largas jornadas de entrenamiento estaban dando su fruto, que no estaba equivocado en este camino que he decidido seguir y que la mala fortuna que tuve en el IM de Lanzarote se vio compensada por esta gran victoria.

 

Muy contento por ello, no me hubiese imaginado ese día cuando salí a competir a las 9:30h de la mañana que, horas más tarde estaría llorando de emoción por verse cumplido uno de mis sueños…

 

Ahora a seguir entrenando, ya me queda muy poquito para el gran objetivo



www.victordelcorral.com

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress