Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ddt2
Sábado, 26 octubre 2019
Ryan Lochte, uno de los grandes de la natación en la historia, relata cómo vivió la peor época de su vida y cómo ha conseguido recuperarse y pensar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

"Me comía una hamburguesa con patatas tras otra..."

 "Si seguía por este camino destructivo... iba a ocurrir algo trágico. Cuando nació mi hija, el entrenamiento comenzó a desaparecer. Me pasé a la comida rápida y comencé a comer de todo. Me comía una hamburguesa con patatas tras otra...". Así recuerda Ryan Lochte la peor etapa de su vida.  El nadador, a sus 35 años, ha perdido diez kilos en dos meses en su intento de acudir a unos nuevos JJOO en Tokio 2020. Después de superar una sanción de 14 meses y superar problemas con el alcohol y con la dieta, el estadounidense ha protagonizado un cambio físico radical para lograr clasificarse para los Juegos.    

 

[Img #37095]

 

 

Ryan Lochte pasa por ser uno de los grandes mitos de la natación. Una leyenda que se ha colgado 12 medallas en los Juego Olímpicos y que a sus 35 años quiere aumentar esa cosecha participando en sus quintos JJOO. El nadador estadounidense ha colocado la cita de Tokio 2020 como el último gran objetivo de su carrera deportiva. Lochte ha protagonizado una increíble resurrección deportiva y, sobre todo física, después de imponerse una rutina espartana que le está permitiendo volver a ser el nadador que fue. En dos meses, Lochte ha sufrido un cambio físico radical. El estadounidense ha bajado diez kilos desde que reapareció en los Campeonatos de Estados Unidos que se disputaron en agosto hasta ahora.    

 

[Img #37096]

 

 

La NBC reveleba recientemente que Lochte había pedido consejo a Michael Phelps, quien pasó 45 días en un centro tras hacerse público que había conducido bajo los efectos del alcohol. Phelps le recomendó apoyarse en su familia y centrarse en la piscina. El nadador contaba hace unos días así las claves de su espectacular recuperación: "Ajusté mi dieta y mi rutina de ejercicios. Los tiempos que estoy haciendo son similares a los que hacía en mis entrenamientos de 2012, cuando estaba en mi máximo apogeo. Mi objetivo es representar a Estados Unidos en Tokio 2020".

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress