Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ddt2
Sábado, 5 octubre 2019
Iba a correr una carrera de 5 kilómetros y terminó haciendo 10 en un tiempo de 48:17

Un niño de 9 años se equivoca de recorrido y acaba ganando un 10k de adultos

Noticia de lo más curiosa la que nos llega de Estados Unidos. Resulta que un niño de nueve años corrió una carrera infantil de cinco kilómetros en la localidad de Sartell (Minnesota). Hasta ahí, todo absolutamente normal, lógico y habitual. La sorpresa salta cuando resulta que la madre del chico, que espera orgullosa en la línea de meta, ve cómo pasan los participantes y corre el tiempo y su hijo no aparece. La angustia va en aumento: “Se supone que ya debería estar aquí, es extraño, debe estar teniendo una mala carrera”, recuerda la mujer que pensaba en aquel momento (el pasado 21 de septiembre). 

 

[Img #36622]

 

 

Lo cierto es que el joven Kade Lovell había seguido una indicación errónea de una voluntaria y se había metido de lleno en la carrera de los mayores (adultos), de 10 kilómetros. “Estaba un poco confundido, pero me dije ‘hazle caso y tira’”. Y vaya si tiró. Tiró tanto que a sus nueve años de edad llegó a meta en primera posición, superando al segundo clasificado, de 40 años de edad. 

 

[Img #36621]

 

 

 

La preocupación de una madre

 

[Img #36623]

“Me dije que tenía que seguir corriendo. Solo quería llegar a la meta final como fuera”, añade Kade, que en la edición anterior del 5k ya estableció un nuevo récord de su edad. Lo más curioso de todo es que la madre de Kade, Heather, se puso a buscar a su hijo y a preguntar por él con insistencia a organización de carrera y a voluntarios. Nadie sabía nada. Pero de golpe alguien informó a Heather de que había visto a Kade correr el 10k y que iba realmente bien. 

 

 

“Cuando mi madre está muy preocupada se enfada un poco así que tuve que apresurarme a llegar a la línea de meta. Resulta que el joven Lovell nunca había corrido antes un 10k (6,2 millas en EEUU). “Cuando vi a mi hijo llegar solo a meta pensé que el resto ya había llegado y que era el último, pero luego los organizadores me dijeron que había ganado con un tiempo de 48:17.

 

 

Al parecer, Kade está corriendo todo el tiempo, con sus hermanos, sus amigos o simplemente dando vueltas alrededor de la casa. “Pero hasta que no sea mayor no correrá carreras más largas de 5 kilómetros”, asegura su madre.

 

 

 

Fuente: Sport

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress