Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ddt2
Viernes, 6 septiembre 2019
Javier Gómez Noya apostará por la cabra pese a que se debe afrontar un puerto de 10 kilómetros al 6,6% de pendiente emdia debido a las ventajas que ofrecerá este modelo en la segunda parte del recorrido

¿Cabra o bicicleta aero en el Mundial Ironman 70.3 de Niza?

¿Bicicleta aero o cabra? Esa es [Img #36028]la pregunta que se hacen muchos triatletas profesionales que van a participar este domingo en el Mundial Ironman 70.3 de Niza. La razón de esta duda es el duro recorrido de ciclismo en el que hasta el kilómetro 40 se suceden duros repechos y un puerto de primera categoría con 9,8 kilómetros de ascensión con una pendiente media del 6,6%.   

 

 

La inclusión en el recorrido de un puerto duro ha llevado a algunos triatletas a apostar por un modelo de bicicleta aero, más ligera y que ofrece ventajas en la primera mitad del recorrido. Sin embargo, algunos favoritos como Sebastian Kienle y Javier Gómez Noya tienen claro que la mejor opción es utilizar la cabra, aunque sea más pesada y supone una desventaja en el ascenso al duro Col de Vence.   

 

 

[Img #36025]

 

[Img #36032]

¿Por qué Gómez Noya se ha decidido por la cabra? El pentacampeón mundial ha sopesado los pros y contras del uso de la cabra y considera que lo que se puede llegar a perder en la zona dura va a ser poco significativo comparado con los que se va a recuperar con este modelo de bicicleta a partir del kilómetro 40, que es cuando comienza el descenso del Col de Vence y el terreno propicio para ir acoplado y ganando tiempo gracias a la mejor aerodinámica que ofrece la cabra.   

 

 

 

 

 

[Img #36027]

 

 

 

[Img #36026]"Es cierto que el Col de Vence es bastante duro, pero no creo que se marquen grandes diferencias entre el uso de una cabra o de una bicicleta más ligera. He entrenado varias veces el recorrido y la segunda parte es muy rápida y se necesita la cabra. En caso de no llevarle se perdería más tiempo en la parte fácil que lo que se ganaría en la difícil con una bicicleta de carretera más tradicional", asegura Sebastian Kienle.  

 

 

El próximo domingo será normal ver diferencias en la cima del Col de Vence que van desapareciendo en la segunda parte. Esas diferencias las marcarán los triatletas que se decidan por una bicicleta aero que cuando afronten el descenso y el llano se verán penalizados.

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress