Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DDT
Jueves, 8 agosto 2019
Samantha Roecker, que trabaja a jornada completa como enfermera y tiene que entrenar a las 5 de madrugada, logró en Sacramento un tiempo de 2:30:25 que la podría llevar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Una atleta amateur con marcas de profesional

Poder correr al ritmo de los atletas profesionales es casi imposible siendo un deportista amateur pero si además trabajas durante todo el día y casi no tienes tiempo para poder entrenar esto se convierte en algo histórico. Esto lo logró la atleta estadounidense Samantha Roecker que además podría ganarse una plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

 

Esta enfermera entró tercera en la meta en la Maratón Internacional de California que se disputó en Sacramento con un tiempo de 2:30:25, a sólo dos minutos de la ganadora Emma Bates (2:28:19).

 

[Img #35347]

 

La pregunta es ¿qué marcas podría hacer una atleta que no tiene ninguna ayuda de patrocinadores y que se levanta todos los días a las 5 de la madrugada para correr y después se marcha a trabajar a un hospital a jornada completa? No estaría mal saberlo.

 

Samantha Roecker corrió en Sacramento como un reloj suizo ya que marcó en el primer medio maratón 1:15 y en el segundo hizo lo propio. Ella no está acostumbrada a entrenar con gente se su nivel y lo que hace en las carreras es poner junto a las profesionales para que la marquen un buen ritmo. “En cada carrera en la que compito trato de encontrar un paquete competitivo que me marque el ritmo y en esta ocasión fue en el paquete principal. Al ver mi tiempo en la primera media maratón pensé que no aguantaría ya que fui dos minutos y medio más rápido que mi mejor tiempo pero en ese momento mi adrenalina se disparó y simplemente aguanté”, comenta la estadounidense.

 

[Img #35348]

 

Samantha Roecker bajó en 8 minutos su récord de maratón, algo casi imposible cuando se corre en tiempos de 2:30.

 

Esta enfermera fue una correcta atleta universitaria con unas marcas de 16’42’’ en el 5.000 y 35’21’’ en el 10.000 pero nunca pensó que sus marcas la pudiesen acercar al profesionalismo, algo que le hizo decantarse por la carrera de enfermería. “Nunca pensé que fuese una gran atleta y al acabar la carrera estaba agorada”, comenta la estadounidense.

 

[Img #35349]

 

Ahora habrá que ver cuál es el límite de Samantha Roecker ya que en su debut en maratón en Boston hizo un tiempo de 3:02:17 y ya ha conseguido rebajar en unos esa marca en 32 minutos. Esto lo ha conseguido trabajando desde las 7:30 de la mañana hasta las 6 de la tarde y teniendo que correr todos los días a las 5:30 de la madrugada. “Casi todos los entrenamientos los hago a las 5:30 de la madrugada antes e ir a trabajar. Cuando llegó a casa sólo me quedan 10 minutos para ducharme, vestirme y comer algo antes de salir al trabajo”, comenta Samantha Roecker.

 

 

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress