Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ddt2
Martes, 2 julio 2019
Sarah True, la triatleta estadounidense que se desmayó exhausta a falta de un kilómetro para ganar el Ironman de Frankfurt, arrastra un pasado con un problema de depresión tras una mal resultado en los Juegos Olímpicos de 2016

"Está en el ADN de la gente pensar en intenciones suicidas"

La imagen de Sarah True completamente exhausta, derrumbada, zigzageando y finalmente desmayada ha sido la imagen de apertura de los informarivos televisivos de medio mundo. La triatleta estadounidense sintió como su tremendo esfuerzo en el Ironman de Frankfurt no tenía premio y se le escapaba la victoria a falta de solo un kilómetro.

 

[Img #34767]

 

 

Este colapso no es más que una decepción más en la vida deportiva de la estadounidense. Una muesca más en un tránsito excesivamente accidentado desde que en 2016 su carrera se [Img #34765]desbordara y la triatleta se asomara al abismo de la depresión. Llegaba como una de las grandes favoritas y se tuvo que retirar. A partir de ahí todo se precipitó hacia la desesperación. De hecho, pidió ayuda psicológica tras sentir que su cerebro comenzaba a lanzarle mensajes suicidas.

 

 

 

"Subestimamos la salud mental de los atletas. Nadie me ha enseñado nunca como sobrellevar como atleta la depresión. Es parte del ADN humano luchar contra pensamientos suicidas", afirmaba Sarah True en 2016.

 

 

[Img #34766]

 

Tras superar ese tremendo bache emocional, tomó la decisión de dar el salto hacia la larga distancia. En 2018 todo discurrió con éxito. Fue segunda en su debut en el Ironman de Frankfurt y todo apuntaba a una trayectoria estelar en esa distancia, pero en 2019 todo se ha vuelto a torcer. Hace tres semanas se vio obligada a retirarse en el kilómetro 15 del segmento de carrera del Ironman de Australia y el pasado fin de semana acabó en el hospital en el Ironman de Frankfurt.

 

 

 

Se han disparado las alertas sobre la posibilidad de que Sarah True pueda volver a derrumbarse emocionalmente o que tenga un problema serio de salud física, pero su entrenador Dan Lorang cree que en ambos casos sólo ha habido un problema de deshidratación y que los solucionará y volverá aún más fuerte: "Hemos cambiado la estrategia nutricional y hemos probado la cantidad de sodio que realmente necesita, y hemos aumentado la conciencia de que se necesita tiempo para beber y refrescarse en las estaciones de alimentación, y también hemos adaptado el ritmo y hemos elegido una estrategia conservadora. Al final, las condiciones eran de hasta 40 grados, demasiado duras. No hay una causa médica para su desfallecimiento, cada persona trata el calor de manera diferente".

 

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress