Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ddt2
Domingo, 30 junio 2019
Así resume Sebastian Kienle, segundo (7:59.59), cómo se sintió en el Ironman de Frankfurt ganado por Jan Frodeno (7:56.02)

"En mi cabeza podrías haber cocinado huevos hoy"

5 minutos después de cruzar victorioso la meta Jan Frodeno seguía derrumbado sobre el torrente de calor que desprendía el asfalto de Frankfurt. El triatleta alemán acababa de ganar el prestigioso Ironman de la capital financiera de Alemania pero le faltaba el aire, su cuerpo estaba ardiendo y no paraba de ingerir líquido y refrescarse con esponjas, hielo y toallas frías.    
 
 
 
[Img #34717]
 
 
[Img #34718][Img #34719]El día fue infernal. El Ironman de Frankfurt se desarrolló en un horno de 36 grados y un 70% de humedad. En esas condiciones el más fuerte fue Jan Frodeno, pero su compatriota Sebastian Kienle apretó hasta el final y no permitió ninguna relajación. El bicampeón del Ironman de Hawaii y campeón olímpico en Pekín 2008, sintió la presión durante toda la prueba y se vivió un espectáculo impresionante.  
 
 
[Img #34721]
 
 
 
 
 
Frodeno se exprimió al máximo, no le quedó un átomo de fuerza y pese al calor devastador fue capaz de bajar de las 8 horas y cruzar la meta en 7:56.02. Sus parciales fueron  47:12 en el sector de natación sin neopreno,  4:20:14  en los 185 kilómetros de ciclismo y  2:45:39 en el maratón.  
 
 
[Img #34720]
 
 
 
La llegada a la T2 mostraba un duelo fratricida entre Jan Frodeno y Sebastian Kienle. Ambos llegaban en el mismo tiempo y se atisbaban 42,195 kilómetros de lucha cerrada. Hasta el medio maratón la diferencia no superó los 30 segundos, pese a que [Img #34723]Frodeno marcó un ritmo endiablado de 1:18. Kienle aguantaba firme pero a falta de 10 kilómetros flaqueó y Frodeno aumentó la diferencia hasta los 3 minutos en la meta.   
 
 
 
 
"No podía hacerlo mejor. Ha sido dramático, una de las mejores carreras de mi vida. Al final fue una pelea realmente dura. Estoy feliz pero nunca había acabado tan agotado", reconocía Jan Frodeno.  
 
 
 
Sebastian Kienle acabó cediendo ante Frodeno en un día durísimo "En mi cabeza podrías haber cocinado huevos hoy. Fue durísimo, pero de esto se trata nuestro deporte: un montón de altibajos y yo tuve algunos de esos hoy".
 
 
 
[Img #34722]
 
 
 
Quien no tuvo su mejor día fue Patrick Lange. El vigente campeón del Ironman de Hawaii no se encontró cómodo en ningún momento y acabó la prueba en 8:47.49, a más de 51 minutos de Jan Frodeno. Lange decidió terminar para ganar el slot para Kona, ya que necesitaba terminar al menos una prueba Ironman.
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress