Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DDT
Viernes, 7 junio 2019
William McKenna, padre de la genética del corazón y un médico eminencia en la materia, fue el que permitió que se levantase el veto para que el gallego volviese a competir

“Gómez Noya tiene el doble de corazón que la gente normal”

Javier Gómez Noya es uno de los mejores triatletas de la historia pero el español no ha tenido un camino fácil, sobre todo, debido a los problemas médicos que tuvo en sus comienzos. Al gallego le diagnosticaron una valvulopatía congénita en 2003 que le alejó del deporte profesional.

 

 

En ese momento una persona salvadora llegó a la vida de Gómez Noya y del deporte español ya que sin la figura de William McKenna, padre de la genética del corazón y una eminencia en la materia, logró que al pentacampeón del mundo de le permitiese volver a competir y que hoy estemos hablando de un deportistas con una trayectoria excelsa.

 

[Img #34305]

 

 

 

William McKenna fue el descubridor de las primeras herencias vinculadas a cardiopatías familiares y es una referencia mundial en torno a todo lo que tiene que ver con la muerte súbita. El informe de este médico fue clave para que el Consejo Superior de [Img #34293]Deportes levantase el veto a Gómez Noya y le dejase competir después de dos años sin permitirle tener la licencia para hacerlo. McKenna hizo múltiples estudios a Gómez Noya y avaló que el corazón del gallego era perfectamente apto para el deporte de élite.

 

 

“Gómez Noya tiene el doble de corazón que la gente normal. Era un chico muy joven, la primera vez que vino a verme tendría 18 años o poco más, y cuando se subió a la bicicleta, ya vi que era el mejor de todos lo que había visto”, comentó el médico canadiense que ha dirigido el Hospital del Corazón del University College de Londres y es el responsable del Hamad Medical Corporation del Catar.

 

 

[Img #34292]

 

William McKenna recuerda los estudios que le hizo a Gómez Noya y que comprobó que era un superdotado. “Javier fue el mejor, era el que más aguantaba en el test de ejercicio. Esas pruebas fueron antes de las Olimpiadas de Atenas del 2004. Su corazón es grande porque es mucho más eficaz que los nuestros, tiene el corazón con un funcionamiento doble, mucho más eficiente, cada latido bombea el doble de volumen sanguíneo, es como dos latidos de una persona normal. Estaba claro que su estaba preparado para hacer deporte”, comenta el prestigioso doctor.

 

Fuente: La Voz de Galicia

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress