Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ddt2
Viernes, 24 mayo 2019
El caso de Hossain Keyhani es la muestra de los milagros que puede conseguir la EPO en un atleta que era mediocre y se convirtió en plusmarquista asiático de 3.000 obstáculos

"Raro, raro"

"Raro, raro", era la popular frase del padre de Julio Iglesias hace algo más de una década y que ha perdurado en el tiempo para tomarse con ironía algunas situaciones que se producen en la sociedad. En este caso, esta manera simpática de definir un determinado aspecto se puede aplicar a la carrera deportiva del campeón asiático de 3.000 metros obstáculos. 

 

 

 

[Img #34056]

 

 

 

Hossein Keyhani es un atleta iraní que llegó en 2018 al cenit de su carrera cuando ganó la final del campeonato asiático de 3.000 metros obstáculos con un excepcional récord de 8:22.79. Ayer, justo un año después fue sancionado tras detectarse una alta cantidad de EPO en su sangre.  

 

 

[Img #34054]

 

 

Lo raro de este caso es que este atleta iraní había pasado inadvertido toda su vida deportiva. Sus marcas eran mediocres y no destacaba ni siquiera en los campeonatos de su país. Por ejemplo, a los 20 años su marca en 3.000 obstáculos era de 9:06, 44 segundos más que su récord asiático, pero aún más impactante es que en 2016, ya con 26 años su marca fue de 9:17, a ¡55 segundos! de su mejor marca de 2018. 

 

 

 

EVOLUCION DE LAS MARCAS DE HUSSAIN KEYHANI

[Img #34055]

 

 

La transformación de los 26 años a los 28 fue espectacular. Este atleta mediocre pasó a convertirse en la gran referencia asiática de los 3.000 obstáculos, pero se ha comprobado que su evolución tenía truco. El atleta iraní había hecho trampa y su cuerpo había reaccionado de manera muy positiva a las inyecciones de EPO, según se desprende de la suspensión de la IAAF tras dar positivo en un control. 

 

 

Está claro que la EPO obra milagros deportivos y el caso de Hossein Keyhani es un ejemplo perfecto para demostrar sus efectos.

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress