Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ddt2
Miércoles, 15 mayo 2019
En 1981 acabó en 26 horas tras dormir y parar a desayunar unos gofres y obligó a poner en 1982 un límite de 18 horas y media para ser finisher

Walter Stack, el único triatleta que ha sido finisher en el Ironman de Hawaii tras echarse una siesta de dos horas

Fue su primera [Img #33878]participación en el Ironman de Hawaii y tenía en mente pasar a la posteridad por ser el triatleta más singular de la historia de la prueba. El objetivo fue un éxito. Walter Stack será recordado eternamente en la historia de la mítica prueba de la isla del Pacífico y tendrá siempre un récord casi imposible de batir. Esta leyenda estadounidense de las pruebas de ultrarunning ostenta la marca del triatleta más lento en el Ironman de Hawaii. Cruzó la meta en la friolera de 26 horas y fue el culpable de que la organización decidiera incluir por primera vez al año siguiente el primer límite de tiempo para concluir la competición, que se estableció en 18 horas y media.   

 

[Img #33873]

 

 

Walter Stack no se tomó demasiado en serio el Ironman de Hawaii. Acudió en el ocaso de su carrera, acababa de cumplir 73 años y la edición de 1981 fue la elegida para completar su primer triatlón de larga distancia. Acudió muy relajado y no apretó en ningún momento. Fue el peor en el sector de natación y tras pasar por la primera transición comenzó con su particular espectáculo.

 

[Img #33876]

 

 

Justo cuando cruzaba en kilómetro 90 del sector de ciclismo decidió echar pie a tierra tras ver una casa con un espectacular jardín. Se acercó al propietario y le pidió permiso para echar una siesta. El propietario no puso ningún impedimento y Walter estuvo dos horas descansando. Tras esa siesta reparadora, volvió a montar en bicicleta.  

 

[Img #33874]

 

 

Sin embargo, la siesta no fue el único acto anormal que adoptó el veterano deportista. De madrugada y en pleno maratón, se detuvo en una cafetería, se sentó y pidió un cafe y unos gofres con chocolate. Tras disfrutar del contundente desayuno, salió de nuevo a correr y entró en meta a primera hora de la mañana.   

 

[Img #33877]

 

Walter Stack fue el primer finisher del Ironman de Hawaii que rompió las reglas por cpmpleto y que obligó a sus organizadores a replantearse la prueba. En 1982 todo cambió y la organización ganó en profesionalidad y endureció la regla del límite de tiempo.

 

 

[Img #33875]

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress