Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ddt2
Domingo, 12 mayo 2019
Mario Mola explica cómo entrena durante el año y cómo aprende a convivir con la fatiga

"Tal y como está el nivel en Series Mundiales recuperar más de 15-20 segundos en la carrera es imposible"

Mario Mola es la[Img #33813] gran referencia de las Series Mundiales de triatlón. Los tres títulos mundiales consecutivos conseguidos son el fruto de un talento descomunal que no podría desarrollar sin una disciplina espartana en el trabajo. El triatleta malloquín vive para el entrenamiento, sin apenas distracciones.
 
 

 

 

 

 

¿Cuánto tiempo para de entrenar en un año?

 

Completo, sólo una semana al año y después tenemos dos semanas en las que no tenemos los entrenamientos guiados, sino que, poco a poco, lo vamos retomando por sensaciones. Arrancamos de forma progresiva; normalmente a principios de diciembre es cuando empezamos los entrenamientos de forma guiada, y nos lleva cuatro, cinco o seis semanas llegar al volumen habitual de entrenos. Sería alrededor de 28-30 horas a la semana y tres sesiones al día.

[Img #33807]

 

–¿Cómo es el día en el que se da más caña?

 

–Las semanas siguen más o menos un rutina parecida. Hay días duros, sobre todo en los que tienes cuatro sesiones, y cada cambio, cada descanso, cada alimentación son muy importantes para poder ir afrontando cada entreno. A lo mejor arranca por la mañana con media horita de carrera suave, pero a la noche hay una sesión de pista y entre medias hay una sesión de bicicleta o algo de piscina... Claro, hay que ir afrontando cada entreno pensando que no es el último, sino que hay mucho camino por delante... A ver, el día a día es una rutina, empezar pronto, ocho u ocho y media de la mañana, y con descansos de entre hora y media, dos o tres horas, ir encadenando entrenamientos.

[Img #33809]

 

–¿Se sufre más entrenando o compitiendo?

 

 

–Es un sufrimiento diferente. La competición es muy agónica y normalmente entrenando no alcanzas ese nivel de agonía, pero la fatiga general que arrastras durante semanas de entrenamiento es muy alta y no es algo que tampoco alcances compitiendo. Es acostumbrarse un poco a vivir, a entrenar cansado, para que cuando llegue la carrera y descanses un poco, recuperes esa energía.

 

[Img #33808]

 

 

–Los Juegos están ahí, pero dice que no le obsesionan...

 

 

–Siempre he pensado afrontar los Juegos como una carrera más, pero por el entorno es imposible. Pese a ello lo que me ha funcionado en el pasado es intentar sacar el máximo de cada carrera. Es cierto que a los últimos Juegos llegué sin haber ganado nunca un Mundial y en este caso será diferente. Mi objetivo será hacer un papel lo mejor posible en Tokio, pero no puedo volverme loco porque no todo está bajo mi control. Pasó en los Juegos de Río: hice probablemente la mejor natación del año, pero los de adelante salieron un pelín más frescos, fueron capaces de entenderse mejor en esos primeros compases de la bici, y por mucho que yo quisiera era imposible en solitario o en minoría llegar al grupo de adelante.

 

[Img #33810]

 

–Normalmente las pruebas se deciden a pie, pero antes se puede perder...

 

 

–Suelen ser carreras de eliminación: la natación marca un corte, la bicicleta otro, y los que han sido capaces de estar adelante y abrir diferencias se lo disputan a pie. En mi mejor día puedo recortar tiempo a pie, que es la disciplina en la que me encuentro más cómodo, pero tal y como está el nivel, 15 o 20 segundos puedes, pero más es imposible.

 

[Img #33811]

 

–Usted empezó en el atletismo...

 

 

–Desde pequeño había nadado, pero nunca lo tomé realmente en serio y siempre es lo que me había costado más. Después, a través del triatlón tuve la oportunidad de empezar a correr y la facilidad que no había tenido nunca en el agua la tuve a pie, y por ese motivo pude competir en pruebas nacionales e internacionales de atletismo sin apenas haberle dedicado tiempo. Lo cierto es que el triatlón me está permitiendo ser competitivo a nivel mundial, y en atletismo es muy complicado plantarle cara a los africanos.

 

Fuente: La Razón

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress