Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ddt2
Viernes, 5 abril 2019
Sam Gyde se llevó la victoria en el Ironman de Texas en su grupo de edad (40-44) trabajando 85 horas en la máquina Vasa en una habitación de su casa

Así se gana un Ironman sin entrenar la natación en el agua

¿Se puede ganar un Ironman si apenas entrenar en el agua? Sí y el estadounidense Sam Gyde es un claro ejemplo. Este triatleta se impuso en el grupo de edad 40-44 en el pasado Ironman de Texas y apenas pasó un puñado de horas en la piscina, ya que todo su entrenamiento lo basó en casa con un aparato conocido como Vasa. Su tiempo en el agua en los 3.800 metros fue de 1:02.56, que fue el 239º de ese sector. 
 
 
[Img #33163]
 
 
 
 
Sam Gyde reconoce que su entrenamiento para el sector de natación del pasado Ironman de Texas consistió en "85 horas entrenando en casa sobre el Vasa en la versión Ant+ que traslada los datos a Training Peaks y 7 horas las dos semanas antes de la prueba para sentir un poco el agua". 
 
 
[Img #33165]
 
 
 
 
Los entrenamientos con Vasa permiten ganar tiempo ya que no hace desplazarse a la piscina por lo que se puede entrenar el mismo tiempo que en el agua y sacar un espacio adicional para dedicarlo a otro trabajo específico:  "Suelo realizar entre 4 y 5 sesiones semanales con una duración mínima de 45 minutos. suelo poner la configuración en media que es 3. Comienzo con 1.500 metros que son unos 25 minutos a 80-85 vatios. Después de eso suelo hacer intervalos e intensidad buscando también explosividad.
 
 
[Img #33164]
 
 
En otras ocasiones divido en series de 3x800 con esta configuración:  @ 85-90W con amortiguador a 7 (para fuerza)  @ 95W + con amortiguador a 3-4  @ 85-90W con amortiguador a 3-4 ( para resistencia de base).
 
 
[Img #33167]
 
 
 
 
 
Eso también podría ser 10 x 100 m a 100 vatios con amortiguador a 3, para velocidad, seguido de otro tipo de intervalo.  Lo más importante es agregar la suficiente variación y asegurarse de que la técnica esté bien, y agregar los intervalos correctos para el período de preparación correcto.   Con este trabajo estoy notando un claro progreso en el último años en los tiempos de natación en competición".  
 
 
 
 

 

 
Este pecualiar triatleta reconoce que se cambió a nadar en una máquina tras pasar miles de horas en la piscina durante años: "He probado todo en la piscina. Numerosos profesores de natación, entrenadores, etc., han tratado de ayudarme. He intentado cosas como Total Immersion y SwimSmooth. Lo he intentado con más volumen, más intensidad, pero siempre estuve atascado alrededor de 1 hora, 5 minutos para nadar los 3,8 km de un Ironman y 1 hora y 8 a 1 hora y 10 minutos en Kona. Con la máquina he conseguido bajar a 1:02".
 
 
[Img #33166]
 
 
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress