Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DDT
Lunes, 1 abril 2019
El pentacampeón del mundo se quedó lejos de sus marcas en carrera a pie en la Copa del Mundo de New Plymouth pero tiene claro que mejorará en las próximas carreras

El problema de velocidad de Gómez Noya

Javier Gómez Noya quedó en quinto lugar el pasado fin de semana en la Copa del Mundo de New Plymouth, una prueba que ganó en 2008 y en la que quedó segundo en 2014, por detrás de Mario Mola. La prueba de 2008 se disputó en distancia olímpica, una modalidad que le va mejor al pentacampeón del mundo, y la de 2014 en sprint como este año.

 

[Img #33057]

 

 

Si se observan las marcas en la carrera a pie final se puede ver que en 2008 Gómez Noya realizó una espectacular tiempo de 29’37’’, siendo el único triatleta que logró bajar de los 30 minutos. Además, el triatleta gallego es el único en la historia que ha logrado bajar los 30 minutos en las cuatro ediciones que se disputaron de la prueba neozelandesa en distancia olímpica lo que deja claro su espectacular marca de 29’37’’. El propio Gómez Noya reconoció que fue una de las mejores carreras de su vida.

 

 

Gómez Noya tiene además la segunda mejor marca de la historia en la carrera a pie final de la Copa del Mundo de New Plymouth desde que se disputa en distancia sprint con un tiempo de 14’14’’, una marca que sólo ha podido ser superada por un triatleta excelso como corredor como es el caso de Mario Mola que logró u tiempo de 14’06’’ en 2014.

 

 

[Img #33058]

 

 

Gómez Noya corrió el pasado fin de semana en un tiempo de 14’38’’ lo que deja claro que todavía le falta coger la punta velocidad que tenía en las pruebas de la ITU antes de dar el salto a la larga distancia con el Ironman de Hawaii como objetivo. El propio Gómez Noya reconoció al acabar la prueba que pagó el esfuerzo de su error en la segunda transición y se quedó sin gasolina en los dos kilómetros finales. “Realicé una mala T2 y tuve que darme la vuelta para llegar a mi lugar.  Tardé en colocar mi bicicleta y eso me hizo perder algunos segundos. Esto me hizo comenzar la carrera final atrasado y al final se me hizo muy duro. No me quedaron fuerzas en la última vuelta”, comentó el gallego al cruzar la meta.

 

 

[Img #33059]

 

El pentacampeón del mundo dejó claro que todavía le queda por mejorar y seguro que en las próximas carreras volverá a ser ese triatleta casi imbatible antes de su marcha a la distancia ironman.

 

 

 

 

 

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress