Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ddt2
Jueves, 24 enero 2019
Así cambiará el entrenamiento de Javier Gómez Noya tras dejar la larga distancia y volver a la distancia sprint y olímpica

"Burradas son lo que hacía en Ironman y lo que se hace para Series Mundiales"

¿Cómo va a cambiar la manera de entrenar de Javier Gómez Noya tras anunciar su vuelta a las series Mundiales y el abandono de la larga distancia? La transición va a ser complicada y los planes de entrenamiento van a dar un giro radical. El gallego va a bajar el volumen de horas de entrenamiento y, sobre todo, va a aumentar la intensidad en los ritmos. 
 
 
 
[Img #31983]
 
 
 
El triatleta gallego ha reconocido que a los 35 años y tras un año alejado de las pruebas basadas en la explosividad no sabe cómo va a reaccionar su cuerpo a un aumento de la velocidad. De hecho, aunque pueda parecer lo contrario, su etapa como triatleta de larga distancia no ha sido más duro en cuanto a trabajo que en su época en Series Mundiales, como reconoció el pasado año en El País“Burradas son todo, lo que hacía antes de afrontar el Ironman de Hawaii como objetivo también eran burradas, a diferentes intensidades. Llevo 15 años llevando mi cuerpo al límite, pero de otra manera. Sé que a veces es difícil de entender, pero no es más duro el cambio de distancia, es simplemente diferente. Es como si le preguntas a un atleta si es más duro el 10.000 o el maratón. La mayoría de la gente de la calle va a pensar que el maratón, pero un atleta de élite posiblemente te diga el 10.000 por la intensidad tan agónica desde el principio y por el tipo de entrenamiento”, asegura Javier Gómez Noya.
 
 
 
[Img #31980]
 
 
 
 
 
La media en volumen de kilómetros para competir en larga distancia era de una media de 20 kilómetros a la semana de natación, 600 de bicicleta y 120 de carrera a pie. En su preparación para la distancia sprint y olímpica mantendrá casi el mismo volumen en natación, pero bajará sensiblemente en kilometraje en ciclismo, con unos 450 y la gran diferencia estará en la carrera a pie, donde pasará de una media de 120 kilómetros a una media de 80 con ritmos que pasarán de 3:35-3:30 a pasos por kilómetro por debajo de tres minutos. "Por ejemplo, antes podía hacer salidas de 120 o 130 kilómetros, porque solo competía sobre 40. Para Ironman hice sesiones de 160 que fueron subiendo hasta los 200. Eran días en los que también hacía algo de trabajo específico con series largas a ritmos más altos".
 
 
[Img #31982]
 
 
 
Otro gran cambio será el de gimnasio: "Para competir en Ironman hice mucho más trabajo de fuerza en el gimnasio, sobre todo del tren inferior porque se necesitan muchas horas para estar cómodo en la cabra. Me focalicé en la fuerza específica en las piernas, cuádriceps, isquios, gemelos... Con movimientos aplicados a la bicicleta, con angulaciones parecidas... Interesa conseguir fuerza en en ese gesto concreto, no sacar un cuerpo de culturista.
 
 
[Img #31981]
 
 
 
En la nueva etapa recuperará hábitos de entrenamiento: "Para Series Mundiales solía combinar una salida larga en bicicleta con otro trabajo duro corriendo. Pero en el trabajo de larga distancia cuando realizaba una salida larga en bici, que es mucho más exigente, hacía la natación o la carrera más suaves para evitar  tantas sesiones. A pie también se usan ritmos más lentos".
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress