Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ddt2
Miércoles, 23 enero 2019
El tricampeón mundial de triatlón lleva años realizando ejercicios de activación muscular

¿Conoces al 'Doctor MAT' que ha hecho mejor corredor a Mario Mola?

¿Conoces al Doctor MAT? Así se conoce a unas técnicas, originarias de EEUU, que permiten detectar y corregir debilidades neuro-musculares, y con ello mejorar el control motor de las diferentes articulaciones del cuerpo humano.  La función del activador muscular (Muscle Activation Technique o MAT) es mejorar la funcionalidad de las articulaciones. La mejora de la función neuro-muscular puede aliviar e incluso eliminar el dolor, pero las sesiones de Activación Muscular no realizan ninguna técnica para tratar el dolor. 
 
 
[Img #31960]
 
 
Los triatletas son cada vez más fieles a estas técnicas. Uno de los que lleva años aprovechando sus ventajas es Mario Mola, que reconoce que sus músculos han ganado en efectividad desde que comenzó a trabajar con esta técnica. Otro de los defiende fervientemente esta manera de mejorar muscularmente es el doble campeón del Ironman de Hawaii Patrick Lange o David McNamee, dos veces broce en Hawaii en 2017 y 2018. Mejorar muscularmente es básico y estas sencillas técnicas suponen una gran ayuda.  
 
 
 
[Img #31945]
 
 
 
 
La Activación Muscular, es una herramienta que forma parte de un proceso de Recuperación Funcional. Este proceso tiene un enfoque tanto hacia la mejora de la salud como del rendimiento físico, pues una función locomotora optimizada es más eficiente.   Por este motivo, recomendamos ver las sesiones de Activación Muscular como el inicio del proceso. Tras mejorar la funcionalidad neuro-muscular, se debe mejorar la condición física del deportista para evitar recaídas.   
 
 
 
 
 
¿PARA QUIEN SIRVEN LAS SESIONES DE ACTIVACIÓN MUSCULAR?  
 
 
Cualquier persona puede beneficiarse de tener un sistema neuro-muscular más eficiente, independientemente de la edad. Desde personas sedentarias hasta deportistas de máximo nivel necesitan tener un sistema locomotor eficaz y eficiente. De lo contrario tendrán menos rendimiento motor, así como mayor posibilidad de lesión, desgaste y/o dolor.  
 
 
[Img #31947]
 
 
 
¿EN QUÉ CONSISTE UNA SESIÓN DE ACTIVACIÓN MUSCULAR?  
 
 
La sesión se realiza en la mayoría del tiempo en la camilla, por comodidad tanto del Activador como del cliente. Por este motivo, aconsejamos asistir a la sesión con ropa cómoda, con el fin de facilitar la labor del Activador Muscular, así como moverse sin limitaciones por parte de la vestimenta. Intentar evitar faldas, vestidos o pantalones vaqueros.  Valoración de la movilidad articular Realización de tests musculares específicos para detectar debilidades neuro-musculares Estimulación del sistema sensoriomotor para resolver las disfunciones encontradas Reforzar la musculatura en la que se encontró la debilidad para aumentar la durabilidad de la intervención.
 
 
 
 
 
 
¿QUÉ PODEMOS ESPERAR DE LA SESIÓN DE ACTIVACIÓN MUSCULAR?  
 
 
 
Uno de los síntomas más evidentes tras finalizar una sesión de A.M. suele ser una sensación de alivio (baja tensión muscular) así como una mayor movilidad articular. En ocasiones también se observa una disminución de dolor.  En los momentos posteriores a la sesión (mismo día y/o días siguientes), puede encontrarse en cualquiera de las siguientes situaciones: totalmente aliviado/a y relajado/a; dolorido/a como si hubiera hecho un entrenamiento exigente; más tenso que antes de la sesión; con molestias en una zona nueva a la habitual. Todas estas posibilidades pueden ser normales, y son bastante variables entre las diferentes personas.  Normalmente, deben mejorar con el paso de los días, especialmente en la medida en que la sesión de A.M. haya sido efectiva. No olvidemos que la Recuperación Funcional es un proceso, y que por tanto deberá dar su tiempo a las diferentes partes de este para consolidar las mejorías.  
 
 
[Img #31948]
 
 
 
 
 
EL PROCESO DE RECUPERACIÓN FUNCIONAL
 
 
 
Para hablar de una recuperación completa debemos considerar todas y cada una de las fases del proceso: 
 
 
 
1. Mejorar el control motor de aquellos músculos con problemas propioceptivos. 
 
 
 
 2. Consolidar el control motor aumentando la tolerancia de dichos músculos para que no vuelvan a tener disfunción. 
 
 
 
3. Aumentar la capacidad de dicha musculatura con el fin de tener un mayor rendimiento en las actividades cotidianas, sean estas las que sean en cada individuo, siempre considerando el puesto de trabajo a desempeñar, el nivel de actividad física del sujeto, etc... 
 
 
[Img #31949]
 
 
 
PREGUNTAS FRECUENTES  
 
 
 
¿Cuántas sesiones se necesitan?  
 
 
 
Es imprevisible conocer la evolución de cada persona, por lo que no es viable predecir cuántas sesiones serán necesarias. Debido al Proceso de recuperación, serán “muy importantes” los ejercicios de refuerzo muscular que el Activador Muscular y/o el Entrenador Personal le propongan. Aquellas personas que se implican en la realización diaria de estos ejercicios evolucionan mucho más rápidos que las que no lo hacen.  Como advertencia, cabe la posibilidad de que tras una o dos sesiones note mucha mejoría, desaparezcan los síntomas y recupere su máxima movilidad. Ello sería muy positivo, pero puede que no sea una garantía de que está totalmente recuperado/a. Es importante realizar el Proceso completo para no tener recaídas.  
 
 
 
¿Existe alguna incompatibilidad con tratamientos médicos, fisioterapia u otras técnicas?   
 
 
El dolor y la función músculo-articular tienen una importante relación.  La falta de coordinación del sistema sensorio-motor provoca que la estabilidad de las articulaciones y su movimiento se vean afectados, contribuyendo con ello al dolor.  A su vez, las percepciones alteradas sobre el dolor están directamente asociadas con la alteración del movimiento y el control articular. Esto implica que el rendimiento motor puede estar directamente limitado por las percepciones que la persona tenga sobre su dolor. 
 
 
 
Así, tanto la pérdida de aferencias sensitivas como problemas de representación de los músculos en el cerebro, son consideradas por los investigadores como alteraciones que pueden generar una señal motora alterada, con la disfunción como resultado en la articulación afectada.  En la mayoría de las ocasiones, la actividad muscular puede incrementarse como ‘estrategia de protección’ si la información sensorial no está disponible, es errónea o es ignorada por el sistema nervioso. Una solución que suele ser un exceso de rigidez en determinada musculatura.  Por tanto, recuperar la funcionalidad articular es imprescindible para un correcto y completo tratamiento del dolor. Por lo que es muy recomendable coordinar la recuperación funcional con la intervención de los profesionales del dolor (médicos, fisioterapeutas, …), aprovechando la ventana terapéutica de los diversos tratamientos sobre el dolor para iniciar el trabajo de recuperación.
 
 
Fuente: Neogymcenter
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress