Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 18 enero 2019
La prensa estadounidense señala que el triatleta Frank Livrio engañó presuntamente a su ONG para apropiarse de 31.000 euros y pagarse los gastos de su camino hacia Kona

¿Cómo se puede ser tan despreciable por conseguir competir en el Ironman de Hawaii?

Tener un sueño y luchar por conseguirlo es algo siempre elogiable pero llegar a la meta a través de actitudes poco loables, éticas o directamente delictivas convierten ese objetivo en una consecución vil. En el triatlón un sueño recurrente en miles de deportistas es conseguir una plaza para competir algún día en el Ironman de Hawaii, pero no siempre se puede aplaudir a un triatleta por lograr ese desafío si se recurre a atajos ilegales.   

 

 

[Img #31877]

 

 

En estados Unidos se ha señalado a un triatleta llamado Frank Librio tras comenzar una investigación que apunta a una presunta apropiación indebida de una importante cantidad de dinero de una ONG para pagarse los gastos que requería su entrenamiento y viaje a Hawaii para participar en el Mundial Ironman, como recoge dmmagazine.com.

 

 

 

[Img #31878]

 

 

 

 

Frank Librio se ganó limpiamente una plaza para participar en el Mundial Ironman en el grupo de edad 50-54 y acabó en 12:38, pero para llegar hasta Kona se le acusa de haber metido presuntamente la mano en la ONG que dirige denominada VisitDallas.  

 

 

 

[Img #31882]

 

 

 

 

Según recoge la prensa estadounidense, este ejecutivo apasionado del triatlón se apropió de 35.000 dólares (30.700 dólares) que utilizó para pagarse todos los gastos relacionados con todo el proceso para competir, clasificarse y viajar a Hawaii. Al parecer, el triatleta engañó a sus compañeros de ONG y pidió ese dinero asegurando que eran necesarios para sufragar los gastos de la enfermedad de su hijo con una discapacidad. Además, utilizó la imagen de su hijo para recaudar fondos para la enfermedad rara que padece, la enfermedad de Lyme. Utilizando esta causa consiguió 11.000 euros a lo que sumó los 30.700 euros que tomó de la ONG. Ahora se cree que utilizó presuntamente todo ese dinero para cumplir su sueño en el Ironman de Hawaii y no para ayudar a su hijo, según recoge www.dmmagazine.com.

 

 

Fuente: dmmagazine

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress