Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 15 enero 2019
Guillaume Evrar murió a los tres días de sufrir un golpe de calor en una prueba en la que el triubunal ha fallado que no se le trató adecuadamente

La familia de un triatleta recibrá 600.000 por una negligencia médica en un evento

La familia de Guillaume Evrar, un triateta aficionado que murió en 2014 ha encontrado justicia. El Tribunal Superior de la localidad francesa de Tolouse ha fallado una sentencia pionera en la que se declara culpable de la muerte de este deportista por negligencia a las dos empresas que realizaban el servicio de atención sanitaria en una prueba que se celebró en la ciudad francesa de los Pirineos hace cinco años. La sentencia obliga a los culpables a indemnizar con 600.000 euros a la familia de Guillaume Evrar.

 

 

 

La tragedia se remonta al 20 de septiembre de 2014 cuando Guillaume, popular jugador de rugby, formó parte de un triatlón por relevos en una prueba en Tolouse. Ese día se sufría un día de fortísimo calor y en un momento del segmento de carrera el deportista se derrumbó. Las asistencias se lo llevaron a una capa pero no fue visto por un médico hasta una hora después del desmayo por un golpe de calor.

 

 

[Img #31840]

 

En la sucesión de negligencias se le llevó a una ambulancia sin aire acondicionado, pese a que su mujer se negaba a que le metieran en ella en esas condiciones. Fue trasladado a un hospital y falleció tres días sin haber recuperado la consciencia.

 

 

[Img #31841]

 

 

El Tribunal señala que las empresas de asistencia no supieron actuar y no detectaron que sufrió una hipertemia maligna (MH) que es una enfermedad hereditaria que ocasiona una rápida elevación de la temperatura corporal y contracciones musculares intensas cuando la persona afectada con HM recibe anestesia general pues es desencadenada por y en raras ocasiones por el ejercicio vigoroso o el calor, como fue este caso. Sin tratamiento compromete seriamente la vida con una elevada morbi mortalidad. El éxito de su tratamiento radica en una rápida detección del inicio de una crisis y en la administración en tiempo y forma de una fármaco llamado Dantrolene.
 

 

 

"El informe del perito designado por el tribunal señaló que los rescatistas habían multiplicado los errores. Se retrasó en el diagnóstico y se tardó en enfriar a la víctima y pedir ayuda, lo que redujo sus posibilidades de supervivencia en un 80% ", dijo Pascal Nakache, el abogado de la esposa de Guillaume Evrard.

 

 

"Este caso demuestra que los organizadores de grandes eventos deportivos deben verificar que la ayuda esté adaptada y deben planificar con mayor eficacia los accidentes que pueden ocurrir", afirma Pascal Nakache.

 

Fuente: 20minutes.fr

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress