Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 5 enero 2019
El fondista Jesús España tiene claro que este Jakob Kiplimo, atletaugandés de 18 años, apunta a romper todos los récords del fondo mundial

"Empecé a correr para poder comprar unas vacas para mis padres"

"Empecé a correr para poder comprar unas vacas para mis padres". Así comenzó la carrera de Jacob Kiplimo, el atleta que todos los expertos apuntan como el mayor fenómeno del atletismo del presente y del futuro. El joven ugandés de 18 años dejó impactado a los aficionados cuando el pasado 31 de diciembre rompió el récord de la San Silvestre Vallecana con una marca de 26:39.

 

Kiplimo es un talento superlativo del atletismo. Rozó el top ten de la final de 10.000 metros de los Juegos Olímpicos de Río 2016 con sólo ¡15 años! Llevaba sólo dos años corriendo de manera seria y venía de cumplir con los parámetros habituales de los atletas africanos que suelen iniciarse en la carrera por obligación, al tener que recorrer largas distancias desde su casa a la escuela.

 

[Img #31695]

 

Una familia pobre

 

El fenómeno ugandés comenzó a correr con el sueño de ayudar sus padres. "Quiero triunfar para comprar tierras y quizás algunas vacas para mis padres. Cuando aún era niño, mi padre tenía muchas vacas. Creo que eran unos 50. Pero como no teníamos suficiente tierra de pastoreo, muchas de ellas murieron y tuco que vender las demás  para pagar nuestras cuotas escolares . Mi padre tiene tres esp[Img #31694]osas y todas las mujeres tienen hijos. Mi madre dio a luz a siete hijos y las otras mujeres también tienen muchos hijos, así que nuestro padre se esfuerza por cuidarnos a todos", asegura el atleta.

 

Jakob Kiplimo buscó con 15 años ganar algo de dinero para ayudar a su familia. A Esa edad ganó el Nacional de Cross de Uganda y se le abrieron oportunidades para competir internacionalmente: “Después de ganar, mi padre me ayudó a obtener un pasaporte porque sabía que iba a competir en el escenario mundial, pero cuando llegó el momento de viajar, la federación  me dijo que era demasiado joven para competir en esa carrera".

 

"Va ser alguien genial"

 

Sin embargo, la vida de Kiplimo dio un giro para mejor cuando el le descubrió el entrenador italiano Gambrone. Este técnico solía viajar a Uganda y ya había tutelado la carrera de varios atletas ugandeses. "Cuando vi por primera vez correr a Kiplimo  no tuve dudas de que se volvería en alguien genial. Rápidamente negocié con sus padres y la Federación de Atletismo de Uganda y aceptaron que yo lo manejara", revela Gambrone. 

 

[Img #31698]

 

A partir de ahí cambió su vida y la de su familia. Comenzó a entrenar en Italia de manera profesional, a ganar carreras y a ganar dinero para sacar a su familia de la miseria

 

El fondista español Jesús España apunta a una evolución espectacular: "Creo que Kiplimo va a marcar una época. Me gu[Img #31696]sta su forma de correr, su economía en carrera, pero sobre todo su determinación. Antes de la San Silvestre ya dijo que iba a por el récord de Kipchoge, algo que parecía muy difícil, y lo hizo de una forma increíble. Aunque Kiplimo haga estas barbaridades atléticas desde el punto de vista de las marcas, su crecimiento deportivo es pausado, progresivo. Además, biológicamente no está adelantado a su edad, como otros atletas, que parecían tener 6 años más. Por eso, el margen de mejora de Kiplimo parece grande".
 
Sólo se le iguala Kipchoge
 
De hecho sólo Eliud Kipchoge, vigente plusmarquista mundial de maratón, resiste una comparación con sus marcas a los 18 años.  El keniata hizo 7:46.34 en 3.000 metros y 13:13.03 en 5.000 metros con 17 años, registros muy parecidos a las mejores marcas personales de Jacob: 7:43.73 en 3.000 y 13:13.64 en 5.000 metros, ambas realizadas con 16 años.
 
[Img #31697]
 
 
La prematura explosión deportiva de Kiplimo le permite presumir de mejores registros que los logrados por los grandes fondistas de la historia a su edad. Kenenisa Bekele, por ejemplo, invirtió dos minutos más que el ugandés en cubrir los 10 kilómetros en ruta con 19 años: 28:54. También las marcas de Gebreselassie en 5.000 y 10.000 metros con esa edad distan de los mejores tiempo de Kiplimo (13:36.06 y 28:03.99 de Haile, respectivamente, por los 13:13.64 y 27:26.68 de Jacob, con 16 años).
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress