Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 31 diciembre 2018
Franc Beneyto, creador de la zapatilla sin talón, defiende su invención para evitar las lesiones que provoca talonar y recomienda usar más los tobillos como los marsupiales oceánicos

Corre como un canguro

Franc Beneyto es uno de esos emprendedores a quienes se les enciende una bombilla con muchos destellos en el cerebro. Piensan de manera rompedora y sueñan con crear conceptos rompedores que inspiren a gente a sumergirse en un gran cambio de concepto. Este valenciano es el creador de las zapatillas sin talón, una 'locura' que defiende de manera precisa y con la que pretende ayudar a los atletas en el futuro.
 
 
[Img #31644]
 
 
 
 
Si idea nació hace 5 años cuando estaba leyendo Correr con los kenianos, un ensayo de Adharanand Fiin. Fiin se había llevado a África a su mujer y sus tres hijos. Pasó seis meses en Kenia, tratando de averiguar el poder de los kenianos. ¿Por qué corren más? Tuvo conversaciones con Colm O’Connell (el misionero que ha descubierto a centenares de talentos, y entre ellos a David Rudisha, plusmarquista de los 800 m) y a partir de allí llegó a una conclusión: “El corredor keniano no talona. El keniano se impulsa con el mediopie (la zona media de la planta del pie), sin usar el talón. Es decir, que apenas usa la amortiguación de la cámara de aire. Talonar lesiona.
 
 
 
 

[Img #31646]

 

El creador de las zapatillas de running sin talón revela un cambio en la manera de correr general al que pocos atienden:  "Hasta los años 70, todos corríamos bien, impulsando con el mediopie. Pero luego llegó la amortiguación: pasamos a talonar, y ese no es un gesto natural. Ese movimiento resulta lesivo. El 80% de las lesiones del corredor vienen del talonar. Ojo, me refiero al corredor popular. Al fin y al cabo, no es normal que el ser humano se lesione por correr...".

 

[Img #31645]

 

"Tras comprobar cómo corrían los keniatas, me di cuenta de que había que pensar algo. Le dije a mi mujer. Grábame, que de aquí saldrá algo gordo. Cogí unas tijeras y quité el talón. La sensación era curiosa: como una palanca que me está impulsando. Me sentía en libertad, con fuerza, con el tobillo actuando como un muelle. Supongo que eso hace un canguro. Cuando están parados, los canguros apoyan el talón. Pero para avanzar, lo levantan y se impulsan sobre los tobillos. Ahí radica el gran cambio al eliminar el talón. En los primeros minutos, te sentirás extraño. Pero cuando el cerebro procese el cambio, activará los tobillos".

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress