Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 24 diciembre 2018
Se planteó retirarse en caso de haber ganado por tercera vez el Ironman de Hawaii pero la lesión por estrés y la presencia de Gómez Noya en la larga distancia han hecho que recupere la motivación

Frodeno pensó en la retirada del deporte profesional hace sólo tres meses

Las lesiones son momentos decepcionantes para los deportistas, suponen un pequeño fracaso personal y generan una corriente de negatividad que envuelven el futuro de sombras. En el caso de Jan Frondeo, la fractura por estrés de la cadera que se produjo el pasado mes de septiembre significó el derrumbamiento de su objetivo de ganar por tercera vez el Ironman de Hawaii pero retrasó una decisión que habría hecho mucho daño al espectáculo de nuestro deporte.

 

 

[Img #31581]

 

 

El triatleta alemán ha reconocido en el periódico alemán Der Spiegel que la lesión le privó cumplir un sueño pero abrió [Img #31582]una nueva ventana en su carrera deportiva: "Tras la lesión cambié mis objetivos y me planteé una nueva ilusión. Me dije, este año no puedo competir pero si podré pelear con los mejores el próximo año. Si  hubiera ganado este año en Hawai después de una excelente temporada, podría haberme planteado dejar el deporte profesional. Creo que  habría sido el momento perfecto para renunciar en la cima de mi carrera. Elegir y decidir ese momento es lo más difícil de hacer en el deporte".

 

 

 

La carrera de Jan Frodeno ha estado plagada de éxitos y momentos de plenitud competitiva, pero el triatleta de elite siempre busca la carrera ideal en la que todo salga perfecto: "Siempre he estado en la búsqueda de la carrera perfecta en la que esté cien por cien satisfecho conmigo, [Img #31584]como en Sudáfrica. Allí, en el momento oportuno, pude recuperar el mejor rendimiento de mi vida contra mis rivales más duros como Alistair Brownlee y Javier Gómez Noya. Nunca antes había sentido una satisfacción tan profunda y ellos dos me llevaron a la carrera perfecta. Quiero experimentar este sentimiento de felicidad una vez más. Para mí lo más importante es encontrar mi límite de rendimiento absoluto. Un punto donde puedo decir que lo he hecho, que lo he conseguido. Eso es todo. Sé que todavía me puede pasar".

 

 

[Img #31583]

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress