Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Domingo, 23 diciembre 2018
Jan Frodeno reconoce que tras perderse el Ironman de Hawaii 2018 por una lesión conoció el caso de la ciclista que quedó parapléjica y aprendió una lección

"Hasta que conocí el caso de Kristina Vogel sólía enfadarme mucho conmigo mismo"

Los dos últimos años de Jan Frodeno han estado salpicados por decepciones inesperadas debido a las lesiones. El alemán estuvo a punto de retirarse en el Ironman de Hawaii 2017 debido a una fuerte lumbalgia y acabó andando y en 2018 una fractura por estress en la cadera tras ganar el Mundial Ironman 70.3 le apartó de Kona. Desde el pasado mes de septiembre estaba obsesionado con saber la causa de esa lesión de stress para conocer si el exceso de entrenamiento o la mala alimentación habían sido los causantes de su problema pero el resultado ha sido inesperado:  "Recientemente hice un análisis de sangre y medí la densidad ósea. Los años de duros entrenamientos no fueron los culpables de la lesión y la causa fue probablemente un choque en el Ironman 70.3 de Sudáfrica . En la segunda zona de transición, un voluntario hizo me resbalara en el asfalto mojado y me golpeara en el suelo con la cadera izquierda y es muy posible que viniera de eso".

 

[Img #31570]

 

 

El triatleta alemán reconoce que la asunción de la lesión fue traumática: "Al principio estaba devastado. El triunfo y la derrota nunca han estado tan unidos en mi carrera. Gané todas las competiciones este año, me divertí más que nunca en el triatlón y, de repente, se acabó. He analizado [Img #31571]en paz la gravedad de mi lesión y lo que significa para mi futuro pero un día leí el caso de la ciclista  Kristina Vogel que quedó parapléjica después de un accidente en un entrenamiento. En ese momento supe lo pequeñas que eran mis preocupaciones. Hasta ese momento solía ​​enojarme conmigo mismo muchas veces, ya no. Hoy sé que el éxito no es sencillo, sino en oleadas. Ser amargo no ayuda. Eso solo me roba la energía que necesito para ponerme en forma. Por encima de todo, he aprendido a ver lo bueno de las decepciones".

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress