Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 7 diciembre 2018
El estadounidense John Kelly tenía el sueño de ser elite en un Ironman, lo cumplió con una marca de 8h:58 y anunció su retirada nada más pasar la meta

Se hace profesional del triatlón...y se retira el mismo día

¿Te gustaría ser jugador de la NBA, ciclista profesional del Tour o jugador de un equipo de primera división de la Liga Española  de fútbol por un día? Una idea similar rondaba la cabeza de John Kelly, un triatleta estadounidense de grupo de edad y tras varios buenos resultados como amateur decidió que haría realidad su sueño, se sacaría una licencia profesional y participaría como un elite más en una prueba Ironman. De hecho, fue campeón en su grupo de edad (29-34 años) y en el Ironman de Hawaii y marcó el segundo mejor tiempo de maratón en grupos de edad ese año con 3h:00.42.

 

 

[Img #31362]

 

 

 

 

Este deportista estadounidense había conseguido una marca de 8h:55 en el Ironman de Mont Tremblant, había superado a numerosos profesionales en el sector de ciclismo de algunas pruebas ironman y se [Img #31358]convenció de que a los 33 años debía cumplir con su sueño. Eso sí, se trataba de algo fugaz: un día y retirada.  

 

 

 

John Kelly eligió el Ironman de Arizona para cumplir con su deseo. Su resultado final fue de 8h:58.09 y finalizó en el 18º puesto de la general. El triatleta americano realizó un gran maratón con una marca de 2h:53.19, el 18º mejor del día, una buen sector de ciclismo con 4h:40.27 y pagó una desastrosa natación para un profesional, ya que nadó los 3,8 kilómetros en 1h:17.25, a 28 minutos y 43 segundos del mejor profesional en el agua.  John Kelly pasa por ser el peor triatleta profesional de la historia en el sector de natación de larga distancia y su posición 581ª en ese sector en el Ironman de Arizona no deja lugar a dudas de sus tremendas deficiencias en ese segmento.

 

 

[Img #31359]

 

 

 

Precisamente el sector de natación es el que hace que John Kelly haya decidido que su carrera como profesional dure sólo un día. "Empecé a entrenar triatlón hace tres años y nadaba a 3 minutos el 100. Ahora nado a 1:40 el 100 y veo que  he llegado a mi umbral. He pasado tantas horas como puedo en la piscina y no puedo subir esa montaña. Cuando estás [Img #31361]compitiendo en el nivel más alto, la natación a ese nivel es un obstáculo realmente grande", asegura John Kelly.  Este triatleta es un prestigioso ingeniero especializado en big data y no tiene el tiempo suficiente para dedicarse a ser profesional: "Puedo sacar un máximo de 15 horas semanales para entrenar y para destacar se necesitan al menos 30. Tras tres años en triatlón creo que es el momento de pasar a las carreras de ultrarunning porque con 15 horas puedo afrontar retos de ese deporte".      

 

 

 

Otro problema que no le gusta a John Kelly del triatlón y que le hace convencerse de que debe de alejarse de nuestro deporte es la "cantidad de trampas que se producen en el ciclismo. El dráfting es una enfermedad que va a más en el triatlón y no me siento cómodo en esa situación".   

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress