Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 29 noviembre 2018
Fue uno de los triatletas que salvó la vida hace un año cuando una conductora borracha y drogada mató a tres de sus compañeros de entrenamiento

El 'Doctor Milagro' devuelve a Scott al triatlón

Le llaman el 'Doctor Milagro'. Es valenciano, un día decidió acabar con una vida que consideraba artificial, vendió sus coches, su lujosa casa y decidió que se iba a convertir en el médico de los más necesitados. Se llama Pedro Cavadas y sus operaciones son famosas en todo el mundo por su tremenda complejidad. Reconstruye cuerpos destruidos con una habilidad cercana a la magia. Uno de los afortunados con su magisterio médico es un triatleta llamado Scott Gordon.

 

Scott Gordon, uno de los ciclistas de Xàbia que sobrevivió al atropello en Oliva en 2017 en el que una conductora sesgó la vida de tres de sus compañeros, afronta con ilusión su futuro después de que la pasada [Img #31225]semana el doctor Pedro Cavadas le operara para reconstruir el fémur de su pierna izquierda. La sonrisa ha regresado a su cara y se muestra muy optimista. "El doctor Cavadas es un ángel y me siento muy afortunado", comenta recostado en el sofá de su casa ya que el cirujano le ha dicho que tiene que guardar reposo y él piensa obedecer a rajatabla al médico.

 

[Img #31229]

 

Si alguien podía devolverle la esperanza, era él. Scott llegaba a las manos del doctor Cavadas tras cinco operaciones en el fémur de su pierna izquierda (once en total desde aquel día), pero no terminaba de [Img #31228]arreglar su problema por lo que decidió acudir a una de las mejores manos del mundo, las del cirujano valenciano. 

 

Scott fue dado de alta este martes del Hospital de Manises después de la microcirugía de Cavadas, que, según señala el Diario Información, consistió en una «técnica quirúrgica del injerto de peroné vascularizado», en la que el cirujano extrajo tejidos y cartílago del peroné de la pierna sana y se los injertó en el fémur dañado.

 

[Img #31226]

 

 

Entonces se dirigió al cirujano por correo electrónico y consiguió una cita, pero era para febrero. Como le parecía mucho tiempo, siguió insistiendo y le dijo que era urgente, por lo que se la adelantaron a diciembre. Su médico de Valencia, el doctor Solís, le explicó a Cavadas el accidente y la situación en la que estaba el ciclista y en dos días le atendió. En la [Img #31227]consulta le explicó el procedimiento al que le iba a someter y le aseguró que los resultados eran de éxito en el 99,9% de los casos.

 

Las palabras del médico le animaron y pronto pasó por quirófano. Ahora él y su mujer Corine están felices porque no hubo complicaciones y están muy contentos por haber recurrido al cirujano, para el que solo tienen palabras de elogio. Aunque "aún hay que ver cómo evoluciona todo, se ven buenas señales», apunta muy animado Scott Gordon. Tal es su optimismo que confía en que podrá volver a subirse a la bicicleta y practicar el triatlón porque es "mi gran pasión". Pero antes deberá pasar por otra operación más ya que no puede doblar bien una rodilla.  

 

[Img #31250]

 

Eso será más adelante, de momento le toca guardar reposo, así que "solo puedo ir de la cama al sofá y debo tener la pierna en alto durante una semana, por lo que me dedico a ver la televisión". El próximo lunes tiene una nueva cita con Pedro Cavadas para que revise la herida y le quite las grapas.

 

 

Fuente: DDT y Las Provincias

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress