Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DDT
Lunes, 26 noviembre 2018
Terenzo Bozzone, que ganó el Ironman de 70.3 de Sídney después de una grave lesión, narró una increíble anécdota que nunca que había visto en el triatlón profesional

“Ayúdame y déjame correr unos pocos kilómetros contigo”

Terenzo Bozzone era uno de los grandes favoritos al triunfo en el Ironman de Hawaii pero un grave accidente mientras entrenaba con su bicicleta el pasado mes de julio le dejó fuera de Kona y estuvo cerca de alejarle de forma definitiva del triatlón, ya que el golpe fue muy duro y llegó a afectarle de manera importante en la cabeza.

 

[Img #31159]

 

 

El triatleta neozelandés ha superado ese accidente y volvió a competir este fin de semana y lo hizo por la puerta grande al imponerse en el Ironman 70.3 de Sídney. Lo que es más increíble es que Terenzo [Img #31177]Bozzone logró la victoria casi sin haber podido entrenar la carrera con tiradas muy cortas. “Comencé a correr hace sólo dos semanas y sólo estaba emocionado por poder tomar la salida en la prueba. Mi cabeza estaba llena de dudas y mis expectativas en esta carrera eran muy bajas”, comenta el neozelandés.

 

[Img #31184]

 

 

Terenzo Bozzone narró una anécdota que es difícil de ver en el deporte profesional, ya que en el medio maratón final su rival y amigo Sam Appleton le dio caza en el primer kilómetro y él le pidió que no pusiese un ritmo muy fuerte para poder correr un rato juntos y poder probarse [Img #31178]después de su grave lesión. “Salí de la última transición con una ventaja pero Sam Appleton me dio caza en el kilometro 1,5 del medio maratón. Le dije “Ayúdame y déjame correr unos pocos kilómetros contigo”. Quería ir con él para volver a sentirme competitivo. En los primeros kilómetros fuimos a un ritmo de 3’30’’, que había sido mi ritmo máximo de entrenamiento las dos últimas semanas por lo que me parecía imposible poder aguantarlo durante 21 kilómetros”, comenta el oceánico.

 

 

[Img #31161]

 

 

 

Bozzone se quedó sorpren[Img #31186]dido de cómo fue respondiendo su cuerpo durante todo el medio maratón final en el Ironman 70.3 de Sídney. “No sabía cómo iba a llegar al kilómetro 14 pero en ese momento lo que pasó es que mi confianza comenzó a crecer y sentí que era competitivo. Mi pensamiento era poder bajar de 1h:20 en el medio maratón pero en ese momento lo que pensé era en ganar la carrera. Me sorprendí a mí mismo ya que no pensaba en ganar esta carrera. Fue bonito pero los últimos 10 kilómetros se convirtieron en un camino muy largo”, comenta el neozelandés.

 

[Img #31160]

 

 

Para Bozzone este triunfo es un sueño. “Después del accidente en el primer momento en el que me desperté en el hospital mi sueño era volver a competir y sabía que me quedaban muchas cosas por hacer en el deporte”, comenta el triatleta oceánico.

 

[Img #31162]

 

 

Sam Appleton bromeó sobre el estado de forma de su amigo Terenso Bozzone. “Fue genial compartir con él esta carrera. Pensé que Terenzo estaba contra las cuerdas en el medio maratón pero olió la sangre y demostró que estaba en mejor forma de lo que decía. Terenzo es un triatleta muy astuto y lo que hicimos fue un pacto de caballeros para que el triunfo fuese en el medio maratón. Desafortunadamente para mí, él fue el más fuerte y los último kilómetros el que tuve que sobrevivir fui yo”, comenta Appleton.

 

 

 

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress