Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 12 noviembre 2018
Carles Castillejo, ganador de la prueba guipuzcoana en 2015, 2016 y 2017, estuvo a punto de quedarse minúsvalido hace 15 semanas

"No me podía ni poner los calzoncillos y a pesar de llegar a 15 minutos del ganador, yo también he ganado"

El pasado mes de julio Carles Castillejo sufrió una grave lesión en la vértebra L4. El atleta de 39 años que ha sido campeón de España de 5.000 (en 2004), 10.000 (2009 y 2013), medio maratón (2015), maratón (2011, 2014 y 2016) y campo a través (2012) temió no poder volver a correr. Sin embargo, su tesón y la suerte permitieron que hace 40 días pudiera volver a trotar y poco a poco consiguió correr. Ayer volvió a correr la Behobia-San Sebastián, una prueba que ganó en 2015, 2016 y 2017. En 2018 lo importante era terminar y el atleta catalán lo consiguió en una marca de 1:15.38, un cuarto de hora más que hace un año, pero se sintió triunfador  e incluso más feliz y orgulloso que cuando se colgó el oro. 

 

El atleta ha querido compartir lo que ha vivido a través de una emocionante carta: 

 

"Los éxitos se miden en victorias o medallas cuando la realidad es mucho mas amplia. Hoy, a pesar de llegar a 15' del ganador, yo también he ganado. He vencido a mis miedos, a mis temores, a mis demonios.[Img #30994]

 

Porque hoy, 15 semanas después de partirme la espalda en dos, llevando escasos 40 días corriendo he disputado la Behobia. Lo hice como un runner más con la doble intención de disfrutar y ayudar a Raúl Gil.

 

El tiempo es lo de menos. Hoy me demostré que SI SE QUIERE SE PUEDE. Hoy quería y he podido. Correr 20 km. sin parar pero con miedo. Porque no creo en superhéroes. Esos solo existen en los cómics y no en la vida real. Así que corrí con miedo que ha ido decreciendo a medida que recorría los km. mientras me iba fundiendo con el público que animaba y con los corredores con los que nos íbamos animando.

 

Gritos de venga, dale, AUPA que hemos ido intercambiando. Al llegar a meta, antes de chocar las manos de @coach.nacho , @borjacebamanos o @markopaskuale he llorado, y mucho. He llorado antes las cámaras de emoción.

[Img #30995]

 

De una emoción personal elevada a la enésima potencia gracias la público. Porque solo el que escribe y su familia saben por lo que ha pasado.

 

Y es que hoy 11 de noviembre de 2018 volví a sentirme vivo dejando atrás un accidente que me pudo dejar en silla de ruedas pero que tras meses de trabajo, meses de sufrimiento al verte incapacitado, meses de no decaer pese a las dificultades he podido solventar con éxito, meses de no agacharme, de no coger a mis hijas o de no poder ponerme unos calzoncillos.

 

He contado con los consejos de Isa Arbones, @davidlopezcapape , @toni_osteodynamic , el Dr Español, mi tío, el doctor Salvador o Miquel Cos pero hoy la figura que sobresale es la de María José.

 

Ella y solo ella se ha comido el marrón de cuidarme, de vestirme, de lavarme, de acercarme el plato mientras me ponía el babero. Ella es la heroína, mi ángel de la guarda y la mujer que amo. Así que, esto va por ti.

 

Mil gracias a ti.

 

Mil gracias a la Behobia por cuidarme así durante los últimos 4 años y hacerme sentir especial".

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress