Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DDT
Lunes, 3 septiembre 2018
El gallego realizó importantes cambios alimenticios hace años tras perder la medalla en los Juegos Olímpicos de Pekín por culpa de este problema

La 'pesadilla' de Gómez Noya con el flato

El flato es una molestia intestinal que puede arruinar años de trabajo en el triatlón, como en otros deportes. Lo sabe bien Javier Gómez Noya, que ha sufrido flato en momentos clave de su carrera, en algunos días de calor extremo como los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008 pero también en días de lluvia y sin tanto calor como en el Mundial Ironman 70.3 en Sudáfrica.

 

Gómez Noya ha tenido que combatir contra el flato en varios momentos de su carrera y realizó algunos cambios alimenticios para evitar este problemas en la competición. “Quiero competir de nuevo sin problemas, y ganar o felicitar a quien me supere después de darlo todo”, comentó el gallego después de volver a tener problemas con el flato en las Series Mundiales en 2011.

 

[Img #30043]


 

Tras distintas consultas Gómez Noya cambió algunos de sus hábitos, consistentes principalmente en extremar precauciones que ya tomaba antes. Por ejemplo,  comenzó a evitar el zumo de naranja por las mañanas, también empezó a alimentarse cuatro horas antes del inicio de una competición (en lugar de tres), y comenzó a evitar las verduras flatulentas, las salsas, las comidas pesadas y los lácteos. También hizo cambios en aspectos como la hidratación, sobre todo,  no bebiendo durante las comidas, y sí haciéndolo antes y después en muchas tomas breves.

 

 

Posible intolerancia

 

"El flato me pasa a veces y nadie termina de saber bien por qué. Me ocurre con calor, eso es cierto, pero no todas las veces que compito en esas condiciones. Siempre he cuidado mucho la alimentación. Quizá deba someterme a estudios para comprobar si ahora sufro alguna intolerancia a algún alimento, que quizá antes no tenía o no se detectó”, comentó Gómez Noya hace años cuando ya tuvo problemas con el flato.

 

 

[Img #30044]

 

 

“Es difícil saber cómo reacciona el cuerpo. Esto tampoco es ninguna enfermedad”, añade el ferrolano, que no toma medicamentos para combatir los gases. “En competición llevas el cuerpo al máximo, y otras personas reaccionan vomitando o con otros trastornos. Quizá la postura sobre la bici los propicia al aparcarla y empezar a correr”, añade Gómez Noya.

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress