Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 26 junio 2018
Gwen Jorgensen, campeona olímpica de triatlón en Río 2016, revela uno de los mayores cambios tras pasarse al maratón y haber sido madre hace menos de un año

"Bebo toneladas de agua cada día"

Gwen Jorgensen decidió dejar el triatlón tras conseguir la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016. El siguiente capítulo de su vida era ser madre y posteriormente pasarse al atletismo e intentar conseguir plaza para el maratón de los Juegos de Tokio 2020. Su vida ha experimentado grandes cambios personales y de entrenamiento.

 

 

La estadounidense ha contado otro de los cambios radicales que ha vivido y se refiere a la dieta. El hecho de haber sido madre y aumentar hasta 180 kilómetros semanales su entrenamiento de carrera le han llevado a introducir cambios muy [Img #29138]notables tanto en la comida como en la bebida.  De hecho, la ahora atleta estadounidense es contundente cuando se refiere al líquido que ingiere cada día: "Bebo toneladas de agua diariamente. Entreno y estoy amamantando a mi bebé por lo que necesito mucha energía. Esto ha sido el mayor shock para mí, no sabía que iba a necesitar aumentar tanto la cantidad de líquidos para combinar la lactancia con ese volumen tan alto de kilometraje de entrenamiento". 

 

[Img #29140]

 

Gwen Jorgensen tiene una cualidad que poseen pocos deportistas de elite: "Tengo un estómago muy fuerte. Puedo comer grandes cantidades de comida incluso una hora antes de una competición. Antes lo hacia tres horas antes de un triatlón pero ahora soy capaz de hacerlo una hora antes y no tener ninguna consecuencia negativa. De hecho me levanto a las 7:30, desayuno y salgo a correr a tope a las 8:30. 

 

 

[Img #29139]

 

 

La campeona olímpica de triatlón reconoce que su apetito se ha disparado y tiene algunos trucos: "Siempre llevo algún bocadillo en el carrito del bebé junto a los pañales". Además, lo que no perdona Jorgensen es el chocolate: "Como chocolate negro todos los días, una pieza después de la comida y otra tras la cena. Me gustaría comer un helado todos los días, pero eso sí que me lo quito y sólo lo dejo para un día a la semana, eso sí, uno grande".

 

 

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress