Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 19 junio 2018
José Vicente Rioseco acaba de firmar con esa edad un 1500 en 5:11, a menos de 3:30 el kilómetro

¿Y eso lo ha hecho con 78 años?

El deporte nos presenta cada vez más y mejores ejemplos de longevidad. Deportistas que muestran un rendimiento sorprendente en la frontera de los 70 o los 80 años. ESte es el caso del Benjamin Button del atletismo español. Nuestro compañero y amigo Alfredo Varona comparte en el diario Sport la increíble historia de José Vicente Rioseco. El próximo 30 de abril cumplirá 78 años y aún piensa en correr el 1.500 por debajo de 5’00” minutos. 

[Img #29048]

 

Para este atleta, la solución a su edad no está en la pena, sino en apreciar “la suerte de estar sano y de seguir viviendo porque, al final, de lo que se trata es de vivir. No hay más truco que ése”, insiste un hombre que nunca llegará a tu vida [Img #29050]para negar lo evidente. Por eso Rioseco piensa que esa es la principal diferencia que le separa a él de los hombres de 77 años. “El hecho psicológico es definitivo. Ponga la atención en eso, porque es así. No se trata de que yo venga aquí a dar clases de medicina o de la vida, pero si tú crees que puedes hacerlo ¿por qué no vas a hacerlo? ¿por qué vas a perder la capacidad de sorprenderte a ti mismo?”. Incluso puede poner su propio ejemplo el sábado cuando batió el récord mundial de 1.500 a su edad corriendo por debajo de 3’30” ¿se imaginan de lo que estamos hablando? “Yo sí me lo imagino”, rebate él, “y hasta podría decirle que aspiro a más. ¿Quién dice que no puedo bajar de 5’00” en 1.500? Yo, que soy el que he de hacerlo, nunca voy a pensar que no. Mire, mi marca en 1.500 estaba en 5’28”, quería hacer 5’20”, porque el récord mundial estaba en 5’22” y, al final, hice 5’11”. Pero es verdad que me esforcé [Img #29049]porque al día siguiente me levanté cansado”, asegura él, que no se guía por pulsaciones, sino por sensaciones. “La única máquina que utilizo es el reloj”.

 

 “Soy un hombre que participa de la vida. De hecho, tengo una vida social importante, participo en catas de vinos, voy a conciertos, escribo, viajo porque viajar enriquece tanto a uno… Acabo de venir de México y ahora tengo planeado un viaje de dos o tres semanas en Italia.. Quiero decir que no soy un tipo que solo piensa en el entrenamiento. Acepto su importancia en mi vida porque me levanto a las ocho, empiezo a entrenar a las nueve y no regreso a casa hasta las dos. No creo que haya atletas de élite que entrenen más que yo. Pero esta es una buena manera de vivir que me refuerza y que refuerza mi decisión de estar sano”, afirma.

 

[Img #29051]

 

 

Hoy, su trabajo no sólo es vivir. También correr o, más bien, prepararse físicamente, porque “el trabajo de campo sólo es una tercera parte de lo que yo hago”, explica un hombre que vive en Ferrol, en la base del cabo Prior, a dos kilómetros del mar. “Luego, está el gimnasio donde trabajo con pesas (remo, elíptica…) y termino con un 1.000 o un 1.500 en la piscina para descargar“. Y entonces explica que es capaz de “hacer 50 metros buceando” lo que le sigue [Img #29052]invitando a uno a preguntarse si no estamos en otro planeta. Pero él vuelve a contestar que no, “que el hecho de que no todo el mundo lo haga no significa que no pueda hacerlo yo”, añade con esa vitalidad, inseparable de él y de esa sonrisa suya.

 

“No creo que el hecho de ser médico haya sido una ventaja en mi vida. No tiene por qué. No hago nada extraordinario y para hacer lo que yo hago ni siquiera hay que saber mucha medicina. ¿Quién no sabe que las ensaladas han de tener muchos colores o que el azúcar y la sal son casi dos venenos?” La respuesta se encierra en él: un hombre, que tiene los récords mundiales en su categoría de 800 y 1.500 metros, capaz de reconocer que entrena mucho, “porque es así” y que “es heterodoxo” en su entreno. “La pista sólo la piso en competición”, añade él, la fuerza de un compromiso.

 

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress