Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 11 junio 2018
Braden Currie, el triatleta que ganó a Gómez Noya en el Ironman de Cairns, apenas sabía nadar hace 5 años y se dedicaba a la multiaventura

"Un ironman es sólo un esfuerzo de 8 horas"

¿Quién es ese triatleta neozelandés que hizo frente a Javier Gómez Noya en el Ironman de cairns y consiguió ganarle? Se llama Braden Currie, tiene 32 años y es uno de esos casos de deportistas que arrastran una trayectoria atípica para un triatleta profesional. Su historia le coloca como un superviviente, un espartano que se ha ido reinventando para sobrevivir y que ha terminando encontrando su camino tras varios saltos al vacío en los que siempre consiguió abrir el paracaídas.

 

 

[Img #28965]

 

 

Braden Currie decidió convertirse en triatleta profesional de media y larga distancia hace 6 años. En 2012 inició su apendizaje en natación para probar en el triatlón. Hasta ese momento, Braden Currie era un ídolo en la pequena Nueva Zelanda debido a sus cualidades en los deportes de multiaventura. Esa disciplina está muy valorada en su país y Currie ganaba habitualmente ese tipo de desafíos que, en ocasiones, suponían una semana de intenso esfuerzo en la montaña y ríos.

 

 

[Img #28968]

 

 

[Img #28966]El ganador del Ironman de Cairns creció en una granja de Nueva Zelanda y eso le empujó a embarcarse en una vida deportiva relacionada con la naturaleza. "Vivir en una granja al aire libre te da mucha libertad y un sentido de la aventura muy grande", asegura Bredan Currie. Desde su adolescencia se apuntó en pruebas de multiaventura. Competiciones en la que se corre durante casi todo un día, se sigue con otro de ciclismo de montaña y otro de kayak en el río se convirtieron en algo habitual. Destacó desde el principio, pero no el daba para vivir.

 

 

En 2005, con 20 años, decidió trasladarse a Australia y abrió una tienda de bicicletas. En ese momento decidió dejar de competir. Estuvo desde los 20 hasta los 25 años fuera del deporte de resistencia. Volvió en 2011 y se interesó por las pruebas Xterra. Sin embargo, sus notables carencias en la natación le alejaban de los puestos de cabeza. Decidió comenzar a trabajar la técnica en el agua con 26 años. Aprendió muy rápido a ser competitivo en el agua debido, según comenta, a su experiencia paleando en el agua con el kayak. "Palear te enseña mucho sobre el agua. Puedes ver cómo tu pala ingresa al agua, atrapa el agua, tira del agua y luego sale. Eso es lo que me dio una base para nadar. Me metí en la piscina y dije, 'Está bien, ¿qué hace mi pala?' A partir de ahí, lo entendí ". Tan bien aprendió que en estos momentos es de los triatletas que salen siempre en cabeza en el sector de natación, como demostró en Cairns.

 

 

[Img #28967]

 

 

 

Hace 5 años comenzó a participar en pruebas de distancia ironman. Los resultados llegaron rápidamente. Ganó el Challenge[Img #28969] de Wanaka en 2013 y brilló en numerosas pruebas Xterra. Lo que más le gustaba era competir en Xterra porque era el que le garantizaba un contacto continuo con la naturaleza. El problema con ese tipo de pruebas era que no le aportaba dinero suficiente para mantener a su familia. Por esta razón decidió enfocarse por completo en las pruebas de distancia ironman. En 2014 ganó el Ironman de Nueva Zelanda y se convirtió en un triatleta habitual en grandes pruebas de media y larga distancia.

 

 

 

[Img #28970]

 

 

Currie define un triatlón de distancia ironman como "sólo un esfuerzo de sólo 8 horas. Tengo la suerte de haber trabajado la resistencia a través de años y años de carreras. Antes de competir en  Ironman,  estaba haciendo pruebas que podrían durar hasta una semana en el desierto del Gobi. Eso lo veo ahora como grandes bloques de entrenamiento. Y todo fue fuera de la carretera. Ese tipo de carreras me ha dado mucha durabilidad y resistencia a la fatiga ".

 

 

Esa capacidad de resistencia le hizo no hundirse en los últimos 10 kilómetros del maratón del Ironman de cairns cuando acechaba Gómez Noya a sólo 10 segundos.

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress