Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 15 mayo 2018
La atleta estadounidense Erin Flinn ganó de manera agónica un 10.000 en 32:45 pese a un brutal desafallecimiento en la última vuelta

...Y ganó la carrera sin saber ni donde estaba

La definición de ganar de manera agónica tuvo el mejor ejemplo en la última vuelta de la atleta estadounidense Erin Flinn en una carrera de 10.000 en la localidad de Blommington en la que acabó en una gran marca de 32:45.51.
 
 
 
 
La atleta de 23 años y gran promesa del deporte estadounidense, llegó a la última de las 25 vueltas de la prueba con una ventaja de 25 segundos sobre la segunda, pero el calor, la deshidratación y el tremendo esfuerzo le pasaron factura y en los últimos 200 metros comenzó a cabecear, a moverse de manera descoordinada y dio la sensación de que podía caer incluso desmayada.
 
 
 

 

Nada más acabar triunfadora la prueba, Erin Flinn cayó agotada y fue ayudada a levantarse. Tuvo que ser tratada y se recuperó rápidamente tras un baño en agua [Img #28602]fría y haber bebido líquido isotónico. 
 
 
"En la última vuelta no sentía las piernas y tenía problemas para levantar la cabeza", reconoce la atleta, que tras esta imagen asegura que se siente aún más fuerte: "Ahora sé que puedo apretar más en una carrera cuando realmente lo necesito. Esto me da confianza".
 
 
[Img #28604]
 
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress