Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 12 mayo 2018
Mario Mola demostró en Yokohama en un gesto con Fernando Alarza que la grandeza de un líder no sólo lo demuestra ganando títulos o carreras

Así se comporta un campeón

Ser un campeón en cualquier modalidad no significa sólo pasar el primero la meta. Mario Mola es de esos deportistas que no sólo saben colgarse el oro sobre el cuello, sino que se comportan de manera ejemplar. Es de esos ganadores humildes, de los que se olvidan de la gloria para abrazar a un compañero, darle un trago de agua y ayudarle a recuperarse.

 

 

Ese guión se ha repetido en todas sus victorias, el balear se acerca a sus rivales o compañeros y les ayuda, felicita o anima. Y si no que se lo digan a Fernando [Img #28575]Alarza en Yokohama. El talaverano llegaba tercero, exhausto, con ganas de vomitar tras un esfuerzo brutal. Y allí estaba Mario Mola. Vio a su compañero de selección, corrió a ayudarle tras pasar al meta, le ofreció su toalla, su botella de agua y le sujeto hasta que Alarza recobró algo de fuerza.

 

 

Esos gestos hacen aún más grande a un deporte y a un deportista.

 

 

Bravo por Mario.

[Img #28576]

 

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress