Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 11 mayo 2018
Dan Lorang, entrenador de Jan Frodeno, explica las diferencias respecto a cómo se planificaba el entrenamiento hace una década

"Entrenar 40 horas semanales ya no tiene sentido"

Hasta hace poco más de un lustro era habitual que un triatleta profesional de larga distancia acumulara volúmenes de entrenamiento de 40 horas semanales en adelante. El 'santo grial' para el éxito se basaba en una cultura de trabajo espartana, pero esa filosofía de entrenamiento ha quedado obsoleta. La nueva línea de trabajo se enfoca en la búsqueda de la  eficiencia con volúmenes máximos de 25 a 30 horas semanales.
 
 
 
[Img #28550][Img #28552]
 
 
Dan Lorang, entrenar de Jan Frodeno, explicó en una entrevista en un medio alemán en qué se ha basado el cambio de planificación del entrenamiento de los triatletas: "Entrenar 40 horas semanales ya no tiene ningún sentido. El volumen ha cambiado significativamente, ese ya no es foco principal para la búsqueda del éxito. Ahora con 28-30 horas se puede conseguir el mejor rendimiento. Se ha comprobado que el excesivo volumen de trabajo debilita el cuerpo. La atención se centra ahora más en la regeneración y la nutrición. Masajes, estiramientos, gimnasio, documentación, organización de viajes: el triatlón es un trabajo de tiempo completo".
 
 
[Img #28566]
 
 
 
Si quieres una inscripción escribe a
 
 
 
 
El entrenador del doble campeón del Ironman de Hawaii analiza los errores que se cometían hace una década: "La falta de información llevaba a que muchos triatletas apostaran por el sobreentrenamiento, ahora se entrenan menos horas y se cuidan otros aspectos como son la técnica de carrera, la posición aerodinámica en la bicicleta, la alimentación y el descanso".
 
 
 
 
[Img #28551]
El otro gran cambio se encuentra en la tecnología: "Hay una gran revolución en términos de materiales. En pruebas de corta distancia, el material no juega un papel decisivo, pero sí en larga distancia, sobre todo en términos de aerodinámica. Los triatletas trabajan mucho en el túnel de viento para mejorar su posición y así ahorran energía. Se trabaja hasta mejorar el rendimiento gracias al casco. Todo suma y merece la pena"
 
[Img #28553]
 
 
 
Otro aspecto que ha cambiado respecto a hace una década según el entrenador alemán es la calidad de los profesionales: "El número de triatletas de gran nivel se ha multiplicado y ha aumentado significatívamente el nivel de la natación y eso hace que pocos se descuelguen en la T1".
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress