• Espalda

 

Este tipo de estilo es ideal para tonificar la zona del pecho y el abdomen.

 

Es uno de los estilos de natación más recomendados para aliviar el estrés del día, tanto por su ingrediente anímico como para reponer el cuerpo, que por lo general está contraído por las posturas en las que las personas pasan su rutina en la [Img #27797]oficina. Además, nos ayuda a liberar el estrés, a mejorar la postura corporal y controlar la respiración. También es conveniente en casos de rehabilitación por lesiones musculares. 

 

En este caso, los músculos que se van a trabajar son el dorsal ancho, pectoral, tríceps, redondo mayor, trapecio y subescapular.

 

Siguiendo el mismo patrón que en anteriores caso, una persona de 60 kg quemará unas 420 calorías y una de 90 kg un aproximado de 630 calorías.
 

 

  • Braza

 

Quienes usan esta técnica mueven sus brazos desde delante de sus cabezas hacia los hombros mientras adoptan una posición parecida a una rana. El estilo braza distribuye casi al 50% el trabajo entre el tren superior del cuerpo y el [Img #27796]inferior, ya que la patada cumple una función fundamental en el nado.

 

 

Nadar de pecho quema un promedio de 900 calorías mientras que una persona de 60 Kg gastará en torno a 600 calorías

 

Fuente: Bussinesinsider.com